This content is not available in your region

Portugal no es una excepción y también tiene extrema derecha

Access to the comments Comentarios
Por Nuno Prudêncio
Portugal no es una excepción y también tiene extrema derecha
Derechos de autor  euronews   -  

En el marginal barrio de Jamaica, habitado por inmigrantes africanos a las afueras de Lisboa, ocurrió algo sin precedentes en Portugal. Después de algunos episodios polémicos de violencia policial a comienzos de 2019, el presidente de la república lo visitó por sorpresa.

Sentenciado a pedir disculpas

Dos años después, André Ventura, líder del partido Chega considerado de extrema derecha, criticó una foto de Marcelo Rebelo de Sousa junto a una familia a la que calificó de bandidos en un debate electoral. Los Coxi lo demandaron por discriminación basada en el color de la piel y la posición socioeconómica. Se sentenció al político a disculparse públicamente.

Tuit de André Ventura durante la campaña electoral denunciando el precio de la gasolina

A pesar de pedir disculpas, Ventura se apresuró a decir que estaba en violento desacuerdo con la condena judicial y subrayó que no quería llevar al partido a un abismo financiero y jurídico.

¿Pero quién vota a este partido?

En Santo Isidoro, a 50 kilómetros de Lisboa, el partido obtuvo buenos resultados en las elecciones locales y presidenciales, quedando en tercer y segundo lugar respectivamente. Sin embargo, encontrar a alguien por aquí que reconozca haberlo votado parece misión imposible.

“Hablan mucho y la gente escucha, todo el mundo escucha. Pero no creo...Los más extremistas no van...mire, las cosas seguirán como están”, asegura una vecina de la localidad.

“En mi grupo de amigos y conocidos y en las conversaciones del día a día, incluso sobre las elecciones, no puedo decirte quiénes votan a ese partido, ni quién defiende ese tipo de ideales. Porque aquí en la zona nadie conoce a radicales”, mantiene una joven.

El hecho es que se el partido obtuvo un escaño en el parlamento en 2019.

'La excepción portuguesa es un mito'

'Setentaycuatro' es un proyecto periodístico de investigación que ha estudiado el fenómeno de la radicalización.

Recientemente, algunos de sus periodistas se infiltraron durante tres meses en la versión portuguesa de los Proud Boys, un conocido grupo de ultraderecha.

“La excepción portuguesa era de hecho un mito", asegura Filipe Teles. "La subida de Chega estuvo encuadrada en el crecimiento de la ultraderecha a nivel europeo e internacional, con la elección de Bolsonaro, Donald Trump, la subida de Marine Le Pen en Francia. Vox entró en el parlamento español antes que Chega”.

“Es una extrema derecha que ha cambiado estéticamente", puntualiza Ricardo Cabral Fernandes. "No caminan como skinheads, en vaqueros y con la cabeza rapada. Ahora llevan traje y corbata y barba recortada. Pueden decir que no son de extrema derecha, pero a la vez dicen cosas de extrema derecha, jugando siempre con esa ambigüedad y haciéndose después las víctimas. Las ideas siguen ahí, incluso aunque no se digan de forma explícita".