Los vecinos de Puerta 8: las otras víctimas de la cocaína adulterada en Argentina

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  con AP, AFP y Agencia EFE
Policías antimotines participan en un operativo en la villa de emergencia de Villa Sarmiento en Buenos Aires, Argentina, el 3 de febrero de 2022.
Policías antimotines participan en un operativo en la villa de emergencia de Villa Sarmiento en Buenos Aires, Argentina, el 3 de febrero de 2022.   -   Derechos de autor  Rodrigo Abd/Associated Press

La muerte de 20 personas por la cocaína adulterada es solo la punta del iceberg de la gran crisis social que enfrenta Argentina.

Altas tasas de pobreza, una frágil economía y una inseguridad reinante completan el círculo vicioso que alimenta el negocio del narcotráfico en este país del cono sur.

En respuesta a este trágico suceso, la Policía de la provincia de Buenos Aires ha desplegado a cientos de efectivos en los barrios populares de Puerta 8 y Villa Samiento. Confiscaron 15 000 sobres de droga contaminada y altamente tóxica, y detuvieron a varias personas.

"Pedimos justicia porque allanaron mi casa y los mismos policías plantaron droga. Detuvieron a mi hermano, que es menor de edad, se llevaron a mi hermana, que tiene 19 años, y a mi padre, y nadie quiere darnos una respuesta. Ellos [las autoridades] nos echan de donde quiera que vayamos con preguntas. Ellos mismos pusieron la droga. Vayan y atrapen a los verdaderos traficantes; ¿por qué detienen a la gente trabajadora? Mi padre es tapicero. Todos son trabajadores", dijo una manifestante de Puerta 8.

La provincia de Buenos Aires registra 45,3% de pobreza y 10,1% de desempleo
Instituto Nacional de Estadística y Censos de Argentina
Vía AFP

Los habitantes de esta precaria zona salieron a protestar denunciaron las detenciones arbitrarias de sus familiares. Los vecinos de Puerta 8 no están acostumbrados a este tipo de operativo policial, pero sí a la violencia de las bandas criminales que manejan la droga. Acusan al Gobierno de hacer la vista gorda por años y de haberlos dejado a su suerte.

Las bandas reclutan a los más jóvenes, incluso menores de edad que son llamados "soldaditos" en esta guerra por el control de la droga.

El sociólogo Alberto Calabrese, experto en adicciones, dijo a la AFP que el subregistro de consumo de drogas ilegales en el país "es muy grande" y que "en condición de pobreza y falta de horizontes es muy probable que aumenten los consumos de lo que sea".

"No hay que poner el problema en términos de pobreza exclusivamente, porque es equivocarse, atraviesa la sociedad, con drogas legales e ilegales. La gente siente que ya no está transgrediendo", afirmó Calabrese.

El Gobierno argentino prometió reforzar su lucha contra el narcotráfico y las adicciones. Sobre la cocaína adulterada estima que la mezcla contenga opioides. Hasta el momento hay 30 personas intoxicadas en el hospital.

"Gráficamente no podemos todavía determinar cuál es el componente, indirectamente sabemos que es un opioide, porque sabemos que es un opioide? Porque se le aplica antídoto, para curar el opioide, y reacciona favorablemente", dijo Sergio Berni, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

El negocio de la droga argentino en cifras

Según cálculos de Berni, en la provincia de Buenos Aires, donde vive alrededor del 40 % de la población total, se venden unas 250 000 dosis de cocaína por día.

Argentina se incorporó a las rutas internacionales del narcotráfico en los años 70. Ya a mediados de los años 80 se incautaba media tonelada de cocaína al año y una década después, cuatro veces más, según registros oficiales.

En 2020, en pandemia, el consumo de drogas ilegales cayó y se incautaron 2,7 toneladas de cocaína y 198 toneladas de marihuana. En 2017, se había incautado un récord de 12,1 toneladas de cocaína.

Rosario, 300 kilómetros al norte de Buenos Aires, tercera ciudad más poblada del país, viene sufriendo desde hace un par de años por el narcotráfico y la violencia que genera.

La ciudad registró el año pasado 231 homicidios vinculados con el narcotráfico y decenas de balaceras contra edificios públicos y privados con fines de extorsión, informó la agencia pública de noticias Télam.

Editor de vídeo • Blanca Castro