This content is not available in your region

Papa emérito Benedicto reconoce que "hubo errores" en gestión de denuncias de abusos en Múnich

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Papa emérito Benedicto reconoce que "hubo errores" en gestión de denuncias de abusos en Múnich
Papa emérito Benedicto reconoce que "hubo errores" en gestión de denuncias de abusos en Múnich   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022   -  

<div> <p>Por Philip Pullella</p> <p><span class="caps">CIUDAD</span> <span class="caps">DEL</span> <span class="caps">VATICANO</span>, 8 feb – El Papa emérito Benedicto <span class="caps">XVI</span> reconoció el martes que hubo errores en el manejo de los casos de abusos sexuales cuando era arzobispo de Múnich hace décadas, pero no abordó directamente las acusaciones contenidas en un informe de que gestionó mal cuatro casos.</p> <p>Sin embargo, un análisis separado escrito por cuatro colaboradores impugna las acusaciones específicas contra él.</p> <p>Benedicto <span class="caps">XVI</span>, de 94 años y enfermo, emitió una carta tras el informe publicado el mes pasado sobre los abusos en la archidiócesis entre 1945 y 2019, que incluía la supuesta inacción en esos casos por parte del entonces cardenal Joseph Ratzinger cuando fue arzobispo de Múnich entre 1977 y 1982.</p> <p>“He tenido grandes responsabilidades en la Iglesia católica. Tanto más grande es mi dolor por los abusos y los errores que se produjeron en esos diferentes lugares durante el tiempo de mi mandato”, escribió en la carta, su primera respuesta personal al informe.</p> <p>En otra parte de la página y media de la carta en alemán, se pregunta abiertamente si él, como hacen todos los católicos en una oración conocida como el Confiteor en la misa, debe pedir perdón por lo que han hecho y lo que han dejado de hacer “por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa”.</p> <p>Escribe: “Tengo claro que la palabra ‘gran’ no se aplica cada día y a cada persona de la misma manera. Sin embargo, cada día me hace preguntarme si también hoy debo hablar de una gran falta”.</p> <p>No responde a su propia pregunta, pero dice que le consuela que Dios perdone.</p> <p>En la carta, Benedicto <span class="caps">XVI</span> dice que, a pesar de los errores que haya podido cometer, Dios será el último árbitro. “Muy pronto me encontraré ante el juez final de mi vida”.</p> <p>Tras la publicación del informe alemán, Benedicto <span class="caps">XVI</span> reconoció que había estado en una reunión de 1980 sobre un caso de abusos sexuales cuando era arzobispo de Múnich, diciendo que había dicho por error a los investigadores alemanes que no había estado allí.</p> <p>En ese momento, el secretario personal de Benedicto <span class="caps">XVI</span>, el arzobispo Georg Ganswein, dijo que la omisión fue el resultado de un descuido en la edición de la declaración y no se hizo por mala fe.</p> <p>En la carta del lunes, Benedicto <span class="caps">XVI</span> dice: “Para mí resultó profundamente doloroso que este descuido se utilizara para poner en duda mi veracidad, e incluso para tacharme de mentiroso”.</p> <p/> </div>