This content is not available in your region

Italia ya obliga a los mayores de 50 años a presentar el pase sanitario para poder trabajar

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Punto de control del pase sanitario en Italia
Punto de control del pase sanitario en Italia   -   Derechos de autor  Cleared   -  

Más restricciones anticovid en Italia: A partir de este martes, para ir al trabajo los mayores de cincuenta años deberán presentar el certificado sanitario reforzado, que indica que su titular tiene la pauta completa de vacunación o ha pasado el coronavirus.

A quienes no lo tengan no solo no se los dejará acceder a su puesto de trabajo, sino que serán suspendidos de sueldo. Pasados cuatro días, se enfrentarán a multas de entre 600 y 1 500 euros. Los responsables de sus empresas también seran sancionados.

Casi nueve millones de afectados

"Lo tengo y creo que es útil porque mucha gente no está todavía vacunada. Es un poco forzarlos. Esperemos que no sea necesario durante mucho tiempo", comenta un hombre.

Los trabajadores de esta franja de edad son casi nueve millones en Italia.

"Certificado obligatorio. ¿Estás de acuerdo?"

"No, para nada. Es odioso", comenta otro hombre.

"Pero lo tienes".

"No, tengo un test negativo".

"Este pase sanitario es importante para que nos vacunemos, por el bien de todos. Pero creo que han aprobado leyes muy restrictivas", dice un joven.

Adelanto de la tercera dosis en Francia

A pesar de la prohibición de la prefectura, decenas de personas contrarias a la inmunización obligatoria se han manifestado ante la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo. 

Desde este martes, Francia exigirá una tercera dosis de recuerdo para conservar la validez del pase sanitario. Se ha reducido el período para ser administrada de siete a solo cuatro meses desde la segunda inyección, excepto para quienes hayan contraído la enfermedad desde entonces.

Según el ministerio de Sanidad, hasta cuatro millones de personas podrían perder su certificado por no cumplir con la nueva medida. Las autoridades han concedido un período de gracia de una semana para que la gente se ponga al día. 

Además, el pase sanitario pasa a ser obligatorio, ya no se admitirán pruebas de coronavirus negativas.

Y a partir de este miércoles, se podrá volver a bailar y beber en las discotecas del país, cerradas desde el pasado diez de diciembre.