This content is not available in your region

Georgia, la principal vía de escape para los exiliados rusos

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  & AFP
Imagen de Violetta, exiliada rusa en Tiflis, capital de Georgia
Imagen de Violetta, exiliada rusa en Tiflis, capital de Georgia   -   Derechos de autor  AFP   -  

Tiflis, la capital de Georgia, es la principal vía de escape para los exiliados rusos desde que comenzó la invasión de Ucrania por parte de Moscú. Por un lado, hay quien huye del reclutamiento militar y de las sanciones económicas, por otro, hay quien acude para protestar contra el conflicto. Actualmente, tanto la UE, como Reino Unido, Canada y EE.UU., han cerrado su espacio aéreo a los vuelos rusos

En el aeropuerto de la ciudad, esta mujer rusa se niega a hablar con la prensa. Afirma que acaba de huir del país y que no puede hacer ninguna declaración por miedo a ir a la cárcel.

Tensiones en Georgia

Por el momento, los rusos sí que pueden viajar a Georgia. Además, es uno de los pocos países donde pueden permanecer hasta un año sin visado.La afluencia de rusos también ha provocado sentimientos encontrados entre los georgianos. La propia Georgia vivió una guerra con Rusia en 2008.

Andréi y Violetta son dos jóvenes rusos que se han autoexiliado por el conflicto. Al llegar a la estación de tren de Tiflis, una mujer georgiana les reprochó que no deberían "haber venido pudiendo ir a Bielorrusia". Les dice que aunque la guerra no sea culpa suya, "no deberían haber salido de Rusia".

Andréi, de 25 años, consciente de las tensiones entre las dos naciones, confiesa: "Sé que algunas personas aquí tratan a los rusos de cierta manera y entiendo por qué".

Denis Sinyakov, cineasta ruso, abandonó su hogar recién construido tras la invasión de Ucrania. El cineasta recuerda perfectamente lo que estaba haciendo cuando se enteró de la noticia. 

"Estábamos visitando la catedral de Vladímir, una ciudad rusa, para ver los frescos de  Rubliov. Estaba mirando esos frescos y era una sensación surrealista". Denis también cuenta que su mujer es ucraniana, y que ahora no tiene derecho moral a quedarse en Rusia.

"No estamos de acuerdo con la guerra"

Todos los exiliados rusos en Georgia tienen algo en común, y es que no están de acuerdo con la guerra en Ucrania.

Violetta, de 23 años, comenta: "Hay muy pocas formas de salir del país. Además, creo que los hombres tienen miedo al reclutamiento del ejército. Nadie quiere matar a la gente que está tan cerca de nosotros".

En el aeropuerto de Tiflis, otro joven ruso explica: "Personalmente, nosotros no hemos tomado esta decisión y no estamos de acuerdo con la guerra. Es peligroso quedarse en el país que está tratando de robar nuestra felicidad".