This content is not available in your region

Reporteros Sin Fronteras desbloquea el sitio de noticias ruso más leído, censurado por el Kremlin

Access to the comments Comentarios
Por Euronews  con EFE
ARCHIVO
ARCHIVO   -   Derechos de autor  Lewis Joly/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved   -  

Reporteros sin Fronteras (RSF) anunció este viernes que ha desbloqueado el sitio de noticias Meduza.io el más leído del país, que había sido censurado y pide a otros medios que hayan sufrido la misma suerte que la contacten para reestablecer su servicio en línea. 

En un comunicado, RSF indicó que ha llevado a cabo este desbloqueo dentro de su operación Collateral Freedom, y subrayó que las autoridades rusas habían sometido a una serie de restricciones desde hace casi un año a sitio de información independiente, al que catalogaban de "agente del extranjero", y que lo habían prohibido el 4 de marzo. 

Meduza.io se creó en Riga, la capital de Letonia, y cuenta con casi 13 millones de visitantes únicos al mes. El secretario general de Reporteros, Christophe Deloire, señaló que "sin una acción fuerte" internet en Rusia va a convertirse en "una red propagandista" porque "el Kremlin torpedea metódicamente a todos los mesios que no siguen las directivas de desinformación del régimen". 

Para permitir que los que han sido censurados por el poder puedan volver a ser consultados en línea, la organización de defensa de los informadores y de la libertad de prensa cuenta con el apoyo técnico de "hackers", informáticos e ingenieros en diferentes países europeos. 

Gracias a ellos, se crea una copia en línea del medio censurado que utiliza como servidor las llamadas redes de difusión de contenidos (CDN) que como alojan otros servicios no son censuradas. Es decir, que si el régimen ruso actuara contra esos servidores, afectaría a esos servicios y provocaría una serie de daños en cadena. 

RSF hizo hincapié en que los actos de censura relacionados con la guerra de Ucrania empezaron el 27 de febrero y desde entonces los medios independientes han caído en cadena. Algunos emblemáticos de la prensa independiente, como Dojd y Radio Echo de Moscú, han decidido cerrar.