La imprescindible lucha de los voluntarios ucranianos para ayudar a los más necesitados

Access to the comments Comentarios
Por Sérgio Ferreira de Almeida
Voluntarios preparan pan a las afueras de Kiev
Voluntarios preparan pan a las afueras de Kiev   -   Derechos de autor  Euronews

Desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania se han distribuido más de 270 000 toneladas de ayuda humanitaria en el país.

Ayuda para alimentar a los nietos

Oleksandra tiene setenta años. Nunca pensó que alguna vez iba a depender de ella para alimentar a sus nietos, que ahora tienen uno y seis años.

"No nos hemos marchado de la ciudad. Estamos aquí sobreviviendo donde podemos. Recibimos ayuda humanitaria, gracias a Dios no pasamos hambre. Estamos bien por ahora, esperamos lo mejor".

Viven algo parecido casi todos los habitantes de Borodianka, una de las localidades más devastadas por la ofensiva rusa.

Pan para hospitales, soldados o jubilados

Pero la asistencia que les llega no procede solo del extranjero. Dentro de Ucrania se ha organizado toda una cadena de ayuda para atender a los más vulnerables.

En ella participa esta panadería de las afueras de Kiev. Ha cedido parte de su espacio de producción a voluntarios, como Roman Tereshenko, para que puedan hacer pan.

"Preparamos el verdadero palianitsia, el pan tradicional ucraniano. Muy bueno y sabroso. Hacemos pan para hospitales, el ejército, para gente con pocos recursos que no puede comprar pan, para jubilados. Estamos constantemente buscando a quienes puedan necesitarlo".

"Ha sido realmente duro para la gente, todo el mundo buscaba una manera de ser útil. Algunos ayudan con ropa, otros se han presentado voluntarios o cocinan. Hacemos todo lo que podemos
Roman Tereshenko
Voluntario ucraniano

"Hacemos todo lo que podemos"

Un trabajo que puede ser tan importante como el de los soldados en el frente.

"He pensado mucho sobre esto porque cuando estás en la retaguardia no puedes llevar un arma", continúa Roman. "Ha sido realmente duro para la gente, todo el mundo buscaba una manera de ser útil. Algunos ayudan con ropa, otros se han presentado voluntarios o cocinan. Hacemos todo lo que podemos".

Horneando cientos de barras de pan al día, estos voluntarios demuestran que ellos también están preparados para seguir luchando hasta el final de la guerra.