Una estampida en una asamblea universitaria en Bolivia provoca cuatro fallecidos

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  & EFE
Pabellón de la Universidad Tomás Frías de Potosí durante la estampida
Pabellón de la Universidad Tomás Frías de Potosí durante la estampida   -   Derechos de autor  AP Photo

Este lunes, durante una asamblea estudiantil, un grupo de personas lanzó granadas de gas lacrimógeno en el pabellón de la Universidad Tomás Frías de Potosí, en el suroeste del país.

Este suceso provocó la estampida que, por el momento, ha dejado cuatro muertos y alrededor de 60 heridos, según el ministro del Interior del país, Eduardo del Castillo.

"Sujetos lanzan gases lacrimógenos y agentes químicos al interior del lugar donde estaba procediendo a la realización de este congreso" explicó el ministro del Interior. Castillo declaró: "Lamentablemente, quienes se encontraban en el lugar empiezan a salir del mismo y se produce la muerte de cuatro jóvenes en el departamento de Potosí".

Seis estudiantes en estado crítico

El ministro explicó que hasta ahora, solo ha sido identificada una de las cuatro víctimas mortales de esta tragedia y que ya han encontrado "la primera persona sospechosa" de haber activado una granada de gas lacrimógeno. 

De acuerdo con los medios locales, la tragedia ha dejado por lo menos a otros seis estudiantes en estado crítico, quienes están en cuidados intensivos en hospitales de Potosí. Los estudiantes afirman que la confusión del momento llevó al pánico.

"Empezaron a botarnos tres gases y empezaron directamente a salir todos de golpe. Dijeron "tiro" y yo dije "tal vez es dinamita" y toditos salimos", dice una estudiante.

Otra confiesa que cuando lanzaron las granadas, la multitud la empujó y la aplastó, "no podía respirar". "La puerta estaba abierta, pero la gente se resbalaba y se caía y la gente en su encima se caía también y no podían salir", aclara la estudiante. 

Un suceso que se repite

En marzo del año pasado hubo un hecho similar en la Universidad Pública de El Alto (Upea), cerca de La Paz, en la que murieron cuatro estudiantes. La multitud rompió las barreras de protección y varios jóvenes cayeron al vacío.