This content is not available in your region

Mikoláiv: la implacable destrucción causada por la invasión rusa

Access to the comments Comentarios
Por Anelise Borges
Imagen de un edificio del Gobierno destrozado por los bombardeos en Mikolaiv.
Imagen de un edificio del Gobierno destrozado por los bombardeos en Mikolaiv.   -   Derechos de autor  Euronews   -  

En el sur de Ucrania, las cicatrices de la incursión rusa se pueden ver por todas partes. Cuando la sede del gobierno regional de Mikoláiv fue atacada, Dmytro Pletenchuk un funcionario de la ciudad se dirigía a su puesto de trabajo.

“Sí, mi oficina está en el octavo piso de este edificio”, explica el funcionario señalando un enorme inmueble medio derruido. “Aquel día los rusos nos hablaron de paz. Hubo negociaciones ese día. Siempre lo hacen así”, lamenta Pletenchuk mientras nos enseña lo que queda de su lugar de trabajo. Dice que ahora es un recordatorio de lo que Rusia es capaz de hacer.

36 personas murieron allí, y el mismo día, el aeropuerto de Mikoláiv fue atacado. Pletenchuk dice que esto es parte de una estrategia más amplia. "Quieren reconstruir la URSS. Y sin Ucrania... Bielorrusia la tienen, pero sin Ucrania es imposible. Ellos no pueden vivir en libertad. Pero nosotros sí podemos. Es lo que queremos. Y luchamos”.

Pero para lograrlo, las tropas ucranianas tendrán que luchar aún más. Y reconquistar Jersón, uno de los puertos más importantes de Ucrania y la primera ciudad tomada por Rusia. De camino al frente, más pruebas de que esta zona se ha convertido en uno de los focos de la invasión.

"Jersón es muy importante. Es la única ruta terrestre hacia Crimea, la primera. El agua potable también llega desde allí a Crimea a través del río Dniéper", lo explica “Nesquik”, que oculta su nombre real.

"Nació en Jersón, y a sus 26 años, está a cargo de 900 hombres que actualmente intentan recuperarla. Las noticias de los avances de las tropas ucranianas en el norte son una inyección de moral.

"Creo que la reconquistaremos en otoño. Esto es en el futuro... Es que la línea del frente no se limita sólo a la región de Jersón, o al sur de nuestro país. Rusia tiene una frontera muy fuerte con nosotros y sufre pérdidas en todas partes, ponen un gran énfasis en la parte oriental de Ucrania, las regiones de Donetsk y Luhansk. Liberar Jersón no es un problema, hay que recordar que hay regiones donde será mucho más difícil trabajar", explica el comandante.

Pasará algún tiempo antes de que los residentes de Mikolaiv puedan pensar en la reconstrucción. Por ahora, la mayoría de ellos han se han quedado allí. Lo cual es en sí mismo un acto de gran valentía.