This content is not available in your region

Turquía mantiene su veto a las solicitudes para entrar en la OTAN de Suecia y Finlandia

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan   -   Derechos de autor  AP Photo

Turquía vetará la entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN si estos países mantienen lo que Ankara considera una política de acogida de terroristas. El presidente turco no entiende esa actitud abierta hacia los militantes kurdos.

"Ninguno de los dos países tiene una actitud que sea clara e inconfundible con las organizaciones terroristas", destacaba Erdogan.

El pasado día 13, Erdogan ya advirtió de que no veía bien esta intención de ambos países nórdicos de ingresar en la OTAN. Una delegación sueca tiene previsto visitar el país.

"Vendrán a Turquía el lunes. Vendrán a persuadirnos, lo siento, pero no deben cansarse", apuntaba el presidente de Turquía.

La Unión Europea considera al PKK una organización terrorista, pero no extiende esta calificación a las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo que son apoyadas por Estados Unidos y otros países. Para Turquía sin embargo forman parte de la misma entidad debido a los vínculos entre ellos.

Ayer, domingo, el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, trató el tema con sus homólogos sueca y finlandés, Ann Linde y Pekka Haavisto, durante un encuentro informal de la OTAN en Berlín.

El titular de la diplomacia turca subrayó que la respuesta de Finlandia había sido "respetuosa y ecuánime", pero que la actitud de Suecia "lamentablemente no fue constructiva", y que "continúan las declaraciones provocadoras", pero dejó la puerta abierta a futuras negociaciones.