This content is not available in your region

Los últimos de Mariúpol: "los constantes bombardeos influyen en su estado mental"

Access to the comments Comentarios
Por Anelise Borges  & Nataliia Liubchenkova
euronews_icons_loading
Un militar del Regimiento de Fuerzas Especiales Azov, herido durante los combates contra las fuerzas rusas, en Mariupol, Ucrania, el martes 10 de mayo de 2022
Un militar del Regimiento de Fuerzas Especiales Azov, herido durante los combates contra las fuerzas rusas, en Mariupol, Ucrania, el martes 10 de mayo de 2022   -   Derechos de autor  Dmytro 'Orest' Kozatskyi/Azov Special Forces Regiment of the Ukrainian National Guard Press Office

Las autoridades locales de la autoproclamada República Popular de Donetsk, en el este de Ucrania, dicen que un grupo de soldados gravemente heridos fue evacuado de la planta siderúrgica de Azovstal en Mariupol a cambio de prisioneros rusos.

A primera hora del lunes, el gobierno ruso había confirmado el acuerdo de intercambio y que los heridos serían trasladados a un hospital en territorio separatista. Aunque las autoridades ucranianas aún no lo han confirmado.

La planta siderúrgica de Azovstal se ha convertido en un símbolo de los esfuerzos de Ucrania por mantener el control de la ciudad portuaria meridional de Mariupol. Miles de personas se refugiaron allí de los combates y, a principios de este mes, todas las mujeres, niños y ancianos fueron evacuados.

Sin embargo, cientos de soldados permanecen en la zona y sus familias han pedido al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y al líder chino, Xi Jinping, que ayuden a negociar un acuerdo. Estas dos naciones son las únicas capaces de convencer a Moscú para que deje salir vivos a esos soldados.

Daria Tsykunova, pareja de uno de los soldados, ha contado a Euronews cómo están viviendo dentro de la planta siderúrgica de Azovstal.

"Es valiente y fuerte. Esa es su principal característica, pero yo personalmente siento que está cansado porque no tienen medicamentos, ni comida, ni agua. No tienen agua potable de verdad, es agua técnica... Y los constantes bombardeos influyen en su estado mental. Pero nunca se queja, en realidad, nunca se queja. Básicamente, nunca me dice que no está bien, nunca me dice que está cansado, pero lo veo por los mensajes que recibo".

Mientras tanto, las imágenes por satélite desveladas por el Gobierno ucraniano muestran lo que parece una cuarta fosa común cerca de Mariúpol. En las fotografías se ven dos grandes trincheras, una de ellas de más de 30 metros de largo.

Mariupol ha sufrido lo peor de los combates y durante el fin de semana se produjo la última evacuación masiva de la ciudad. Un ayudante del alcalde dijo que entre 500 y 1.000 coches con familias abandonaron la ciudad, la mayor operación de este tipo desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.