This content is not available in your region

México supera la cifra de 100.000 personas desaparecidas por la violencia y la impunidad

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued  con AP, EFE
euronews_icons_loading
Manifestantes llevan imágenes de personas desaparecidas durante una marcha anual de las madres de personas desaparecidas en la Ciudad de México, el martes 10 de mayo de 2022
Manifestantes llevan imágenes de personas desaparecidas durante una marcha anual de las madres de personas desaparecidas en la Ciudad de México, el martes 10 de mayo de 2022   -   Derechos de autor  Eduardo Verdugo/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Impunidad y familias rotas es lo que queda tras la alarmante cifra de desapariciones forzosas en México. El país superó este lunes el récord de 100.000 personas desaparecidas desde que hay registros en 1964.

La tendencia, al alza, genera preocupación entre las organizaciones de derechos humanos, que exigen al Gobierno acciones urgentes y contundentes para enfrentar la crisis que, creen, va más allá de la cifra oficial.

Graciela Pérez, buscadora, reconoce: "el Gobierno admitió que hubo desaparecidos. Pero sigue habiendo desapariciones, lo que significa que la inseguridad, y lo que yo llamé complicidad, omisión o colusión de los Gobiernos con los grupos del crimen organizado no se acaba".

La sociedad civil ha tenido un papel importante en la visibilización de esta lacra, un avance que no se corresponde con las medidas institucionales. Aunque el Comité Internacional de la Cruz Roja celebra la existencia de un reigstro centralizado como un avance para la búsqueda y el desarrollo de estrategias de prevención.

"Es una cifra terrible que habla del sufrimiento de miles de familias que buscan a un desaparecido o a un ser querido. Más que una cifra, detrás de cada uno de esos números hay una historia", subraya Marlene Herbig, jefa del programa de personas desaparecidas del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El fenómeno de las desapariciones en México comenzó entre las décadas de 1960-1980, pero las cifras se dispararon a partir de los años 2000 con el aumento de las actividades del narcotráfico y la guerra contra los cárteles que emprendió el Gobierno del ex presidente Felipe Calderón entre 2006 y 2012.

Sus familiares no han dejado de buscarlos pese a los obstáculos: la elevada violencia en México y la escasa y tardía depuración de responsabilidades.