This content is not available in your region

El hambre es el "arma silenciosa" de Rusia, que se niega a reabrir los puertos del Mar Negro

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Militares del Ministerio de Emergencias de la República Popular de Donetsk trabajan en la desactivación de una mina ucraniana en una zona del puerto marítimo de Mariupol
Militares del Ministerio de Emergencias de la República Popular de Donetsk trabajan en la desactivación de una mina ucraniana en una zona del puerto marítimo de Mariupol   -   Derechos de autor  AP/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

Rusia seguirá bloqueando los puertos del Mar Negro a menos que se levanten las sanciones contra el país por la guerra de Ucrania. Pero occidente dice que eso no va a pasar.

Sin embargo, el tira y afloja entre Rusia y los aliados de Ucrania está dejando que toneladas de grano se pudran en estos puertos, lo que podría llevar a una hambruna generalizada.

"Las cifras de aquellos que marchan hacia la inanición han aumentado de 80 millones a 135 millones antes de la COVID. Y luego, debido a la pandemia, de 135 a 276 millones de personas que van hacia la inanición. Y esa cifra, debido a la crisis ucraniana, aumentará a 323 millones, como mínimo", dice David Beasley, Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos.

"Realmente, no abrir esos puertos en la región de Odesa será una declaración de guerra a la seguridad alimentaria mundial, y provocará hambrunas, desestabilización y migraciones masivas en todo el mundo".

"Arma silenciosa"

Estados Unidos acusa a Rusia de utilizar el hambre como arma. El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, ha señalado que "la decisión de convertir la comida en un arma es de Moscú y sólo de Moscú", e insistió en que las sanciones de Estados Unidos y sus aliados a Rusia no están impidiendon en absoluto las ventas de estos productos.

"No se fíen de mi palabra: incluso Dimitry Medvedev, el vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, antiguo presidente ruso, dijo recientemente que los productos agrícolas de Rusia eran, y cito: 'su arma silenciosa', fin de la cita".

Blinken acusó a Moscú de bloquear repetidamente el suministro de comida y otros productos básicos a los civiles atrapados en ciudades asediadas con el fin de "lograr lo que su invasión no ha podido: romper el espíritu de los ucranianos", además de destruir almacenes de alimentos y de robar cereal y otros productos. Según dijo, Rusia está violando de forma flagrante la resolución del propio Consejo de Seguridad que condena este tipo de estrategia y "es el último ejemplo de un Gobierno que usa el hambre de los civiles para tratar de avanzar en sus objetivos". 

 

Mientras tanto, el jueves el Senado dio luz verde por abrumadora mayoría a un nuevo paquete de ayuda para Ucrania por valor de 40.000 millones de dólares, unos 37.800 millones de euros.