This content is not available in your region

Ucrania | El laboratorio de medición radiológica de la central de Chernóbil sigue sin funcionar

Access to the comments Comentarios
Por euronews
euronews_icons_loading
La Agencia Internacional de la Energía Atómica asegura que el nivel de radiación registrado en las trincheras no es letal
La Agencia Internacional de la Energía Atómica asegura que el nivel de radiación registrado en las trincheras no es letal   -   Derechos de autor  AP Photo

Chernóbil sin control de radiactividad. La central nuclear estuvo ocupada por las tropas rusas durante semanas.

Las bombas rusas respetaron el sarcófago de la tristemente célebre central nuclear ucraniana, sin embargo, los soldados causaron daños en algunas de sus instalaciones.

El laboratorio que controla el nivel de radioctividad y realiza análisis químicos en las inmediaciones de la antigua central resultó gravemente dañado como explica el director del centro de vigilancia radiológica Mykola Bespalij:"En este momento no podemos determinar si algo del equipo sigue funcionando porque los ordenadores, los programas y los discos duros no están allí. Sólo mirando desde fuera, no podemos determinar la capacidad de uso de la tecnología".

Sólo una treintena de los trescientos empleados de la planta han vuelto a sus puestos de trabajo, algunos de ellos todavía impactados por la irrupción de soldados rusos. Es el caso del ingeniero nuclear Mykola Kucharenko:"Los soldados que llegaron estaban alterados, recorrieron las casas, bombardearon los negocios, como los nuestros. Se llevaron objetos de valor".

No muy lejos de estas instalaciones comienza el llamado "bosque rojo", una de las zonas más contaminadas del mundo. La recomendación de seguridad radiológica es de no pasar más de diez minutos allí. Los soldados rusos cavaron trincheras y aventaron tierra contaminada, estuvieron allí durante más de un mes. Los expertos de la Agencia Internacional de la Energía Atómica aseguran que el nivel de radiación registrado en las trincheras no era letal. Kiev asegura lo contrario.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Comentario en off)