This content is not available in your region

Ucrania | La vida en la ciudad de Jersón bajo el control de Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  & Euronews  con Agencia EFE
AP foto
AP foto   -   Derechos de autor  Un soldado ruso vigila el Callejón de la Gloria de las hazañas de los héroes con una réplica de la bandera de la Victoria que marca el 77º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial, el 20 de mayo de 2022.   -  

A simple vista en la ciudad de Jersón, al sur de Ucrania, no hay casi rastro de la guerra. Pero es imposible obviar que ahora circula el rublo y que ondean banderas rusas. Las tropas de Vladímir Putin ocuparon la región a mediados de marzo, a penas tres semanas después del inicio de la invasión. Los prorrusos tienen el control total.

Algunos habitantes de Jersón no se acostumbran aún al súbito cambio, como es el caso de Natacha Zarouchinaïa.

"Estoy a favor del poder ucraniano, vivo en Ucrania, soy ucraniana, vivo en mi tierra y quiero que Jersón siga siendo libre. Quiero que sea como antes. Quiero que sea como antes, que vivamos bien y tranquilos", dice Natacha, que siente resignación más no miedo.

"No, no tengo miedo, ¿a qué me arriesgo? Si me matan, me matan".

Los prorrusos acusan al Ejército ucraniano de bombardear la región de Jersón desde la vecina Mikoláiv. Además del corte de los servicios de telefonía móvil y el pago de las pensiones. Por lo que plantean anexionar Jersón.

"Somos una entidad en la región de Jersón. Y volveremos a la Federación Rusa como una región íntegra de la Federación Rusa", anunció el jefe adjunto de la administración militar-civil provisional en Jersón, Kiril Stremooussov.

Asimismo, Stremooussov agregó que en los próximos días en Jersón se abrirá la sucursal de un banco ruso, sin especificar cual. La reapertura de los bancos y comercios es de extrema necesidad para los residentes.

"Calmado, bien, tranquilo. Me gustaría que las tiendas funcionaran, que todos los bancos funcionaran", dice una mujer al ser entrevistada en la calle. 

"Nos gustaría tener paz y ser un estado neutral como Suiza o Suecia. Suiza es un pequeño país que ha vivido durante 200 años sin hacer la guerra", agrega otro residente de Jersón. 

La administración prorrusa ha barajado la posibilidad de convocar un referendum para Jersón, como el celebrado en 2014 en la península de Crimea, anexionada por Rusia.