This content is not available in your region

Protestas en Líbano por el traslado de un buque israelí a un yacimiento reclamado por Beirut

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  & Euronews
Manfestantes en el sur del Líbano por el traslado de un buque israelí al yacimiento de Karish
Manfestantes en el sur del Líbano por el traslado de un buque israelí al yacimiento de Karish   -   Derechos de autor  Mohammed Zaatari/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved   -  

Cientos de personas y varios políticos protestaron el sábado en el sur de Líbano. Ondeando banderas libanesas y palestinas, los manifestantes denuncian que Israel ha traslado un buque de producción de gas al yacimiento marítimo de Karish, parcialmente reclamado por Beirut.

La manifestación se produce pocos días antes de que llegue a Líbano el enviado de Estados Unidos, Amos Hochstein, que está mediando en las conversaciones sobre la frontera marítima entre los dos vecinos; y después de que el barco operado por Energean Plc, que cotiza en la bolsa de Londres, llegara al campo de gas de Karish la semana pasada.

El presidente y el primer ministro de Líbano han condenado a Israel por el traslado del buque al campo de Karish. Para resolver esta crisis han recurrido al enviado estadounidense en Beirut  para que medie en las conversaciones sobre la frontera marítima entre los dos países vecinos. Está previsto que Hochstein llegue a Líbano el lunes para una visita de dos días, según el Departamento de Estado estadounidense.

"Nos negamos rotundamente a descuidar los recursos marítimos de Líbano, que pertenecen a todos los libaneses", dijo el legislador Firas Hamdan, leyendo una declaración conjunta de 13 parlamentarios independientes, la mayoría de ellos recién elegidos el mes pasado.

El grupo libanés Hezbolá, respaldado por Irán, advirtió esta semana a Energean Plc de que no siguiera adelante con sus actividades.

Negociaciones en la frontera marítima

Líbano e Israel reanudaron las negociaciones sobre su frontera marítima en 2020, pero el proceso se estancó por la reclamación de Beirut de que el mapa utilizado por las Naciones Unidas en las conversaciones debía modificarse.

Líbano exigió inicialmente 860 kilómetros cuadrados (330 millas cuadradas) de territorio en la zona marítima en disputa, pero luego pidió 1.430 kilómetros cuadrados adicionales (552 millas cuadradas), incluyendo parte de Karish.

Los legisladores independientes afirmaron en la declaración del sábado que apoyaban la reclamación libanesa de parte de Karish.