This content is not available in your region

Quito ha vivido una jornada de violentos enfrentamientos entre policía y manifestantes

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
Disturbios en Quito
Disturbios en Quito   -   Derechos de autor  Dolores Ochoa/The Associated Press   -  

La movilización indígena se instala con fuerza en Quito. Ecuador ha vivido otra jornada de fuertes enfrentamientos entre agentes y manifestantes, en el marco también de un segundo estado de excepción decretado por el presidente Lasso, para intentar frenar las protestas.

"No podemos permitir que unos pocos violentos impidan trabajar a millones de ecuatorianos. No vamos a permitir que se enfrente pueblo contra pueblo. Aquí estoy para defender a Quito y a cada familia de la capital y del país. Mantenemos abierto el diálogo", ha destacado el presidente Guillermo Lasso.

Desde el inicio las manifestaciones se han convocado contra el aumento de los precios y las políticas económicas de Lasso. Los organizadores de estas movilizaciones que alcanzan ya su décimo día han exigido al Gobierno que ponga fin a la represión policial y al estado de excepción que rige en seis provincias del país. 

Solo así la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador cree que se podría propiciar ese proceso de diálogo al poder instalar una asamblea popular en el corazón de la capital.

"Estamos dispuestos a dar una respuesta que permita abrir la discusión sobre los mecanismos de cumplimiento de los puntos por los que nos hemos tomado esta movilización nacional", ha apuntado el presidente de la CONAIE, Leonidas Iza.

De esta forma, dicen, las organizaciones populares no serían burladas como en anteriores ocasiones. El objetivo de estas movilizaciones, señalan, es conseguir "resultados"

Dos personas han fallecido

Durante las manifestaciones dos personas han muerto, una se cayó por una ladera mientras la policía trataba de contener a los manifestantes y la otra falleció al manipular un explosivo, según la policía. Los manifestantes denuncian que fue por un disparo a quemarropa.

En las imágenes difundidas en redes sociales por la Confenaie se puede apreciar al joven tendido en el suelo con una prominente herida en la frente y rodeado de un charco de sangre.

"Se presume que la persona falleció por la manipulación de un artefacto explosivo", dijo la institución del orden en un comunicado al precisar que "no utiliza explosivos para el control del orden público".

La misma Policía agregó que sus agentes actúan en apego al respeto a los derechos humanos y que contribuirá en la investigación que se abrirá en torno a este caso.

La muerte de este manifestante en Pastaza se suma a la de otro en la zona de Collas, cerca de Quito, donde un joven falleció al caer por una ladera cuando un piquete de agentes trataba de contener el ingreso de un grupo de manifestantes a la capital del país, según las versiones de organizaciones de derechos humanos.

La Conaie, principal convocante de la movilización social que se lleva a cabo desde el lunes 13 de junio, ha denunciado un abuso de la represión contra las manifestaciones por parte de la Policía y los militares.

El Gobierno del presidente Lasso ha declarado en estado de excepción a las provincias andinas de Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo, así como a la amazónica de Pastaza, en su afán de contener la movilización indígena que se ha instalado con fuerza en Quito.