This content is not available in your region

La UE, Estados Unidos e Irán reanudarán las conversaciones sobre el pacto nuclear

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
El jefe de la diplomacia de la UE y el ministro de Asuntos Exteriores de Irán
El jefe de la diplomacia de la UE y el ministro de Asuntos Exteriores de Irán   -   Derechos de autor  JPNHK

Se rompe el punto muerto al que habían llegado las conversaciones para salvar el pacto nuclear de 2015 con Irán. Así lo anunciaba el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, que también media por Estados Unidos, tras reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores de Irán. Las conversaciones se habían paralizado tras el comienzo de la invasión rusa de Ucrania.

El ministro de exteriores ha subrayado que lo más “importante para Irán es el es el beneficio económico de Irán” y pidió una vez más a Estados Unidos "que actúe de forma realista y justa para alcanzar un acuerdo final”.

Por su parte Josep Borrell ha señalado que las conversaciones indirectas se celebrarán pronto en un país del golfo Pérsico, y no en Viena como hasta ahora.

El acuerdo de 2015 fue alcanzado entre Irán y las potencias mundiales, incluido EEUU, para frenar las actividades nucleares de Teherán a cambio de un alivio de las sanciones económicas. 

Pero en 2018, el expresidente estadounidense Trump sacó a su país del acuerdo y volvió a imponer sanciones. Desde entonces, Irán ha acelerado sus actividades nucleares, incumpliendo los límites del acuerdo.

El jefe de la diplomacia europea afirmó además que las relaciones bilaterales de la UE e Irán tienen un “enorme potencial”, pero “sin un JCPOA funcional no las podemos desarrollar plenamente”.

En este sentido Borrell hizo una referencia a la posible colaboración en materia energética con Irán.

“Estoy convencido que tiene (Irán) un enorme potencia en muchos campos, empezando con el comercio, incluido petróleo y gas”, dijo Borrell.

“Pero para ello necesitamos una completa implementación del JCPOA”, subrayó.

La Unión Europea coordina las conversaciones en Viena de Irán con Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, China, y Estados Unidos de forma indirecta, para salvar el acuerdo nuclear de 2015, que limitaba el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de sanciones.

En 2018, el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, lo abandonó y volvió a imponer sanciones a Irán. Teherán respondió un año después con la aceleración de sus esfuerzos nucleares y el enriquecimiento de uranio.

Irán insiste en que Estados Unidos debe levantar las sanciones que pesan sobre la Guardia Revolucionaria, algo que parece que Washington no está dispuesto a hacer.

En las últimas semanas han aumentado las tensiones por el programa nuclear iraní tras la resolución aprobada por la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) contra Irán por su falta de transparencia.

Teherán respondió con el apagado en diferentes instalaciones nucleares de 27 cámaras de vigilancia, claves para poder verificar los avances del programa nuclear de Irán.

El OIEA ha advertido que en pocas semanas no podrá reconstruir la evolución del programa nuclear iraní.

La visita de Borrell a Teherán sigue a la efectuada esta semana por el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, quien también trató el acuerdo nuclear, además de la cooperación energética con Irán, entre otros temas.