This content is not available in your region

Rusia dice que bombardeó un arsenal y no un centro comercial en Kremenchuk

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Los equipos de rescate tratan de encontrar supervivientes en el centro comercial de Kremenchuk
Los equipos de rescate tratan de encontrar supervivientes en el centro comercial de Kremenchuk   -   Derechos de autor  Bombe sul centro commerciale - Ucraina

En Ucrania, unas cuarenta personas siguen desaparecidas bajo los escombros tras el ataque ruso con misiles que dejó este lunes al menos veinte muertos y cerca de sesenta heridos en un centro comercial de Kremenchuk, en el centro del país. El centro comercial estaba lleno, pero muchas personas pudieron escapar.

"Se escucharon de repente las sirenas antiaéreas, así que salimos corriendo y, a los tres minutos, se produjo la explosión, teníamos cristales por todo el pelo y la ropa. También había humo, fue aterrador", dice esta superviviente.

Rusia niega haber bombardeado un centro comercial

Rusia niega haber atacado con misiles el centro comercial, sino un almacén con armas y municiones de EEUU y de países europeos, que detonaron y provocaron "un incendio" en ese edificio anexo.

Algo que ha rechazado el ministro del Interior de Ucrania, Denis Monastyrsky, quien afirmó que allí no "había material militar alguno".

El edificio ha quedado totalmente calcinado, convertido en un amasijo de hierros carbonizados, por lo que el número de víctimas podría aumentar en las próximas horas.

Lavrov dice que dar más armas a Ucrania prolongará el conflicto

El ministro de Exteriores ruso Serguéi Lavrov declaró desde Turkmenistán que "El bombardeo fue sobre un depósito de armas y municiones estadounidenses y europeas. Y que la detonación provocó un incendio en el centro comercial. Y aseguró que cuantas más armas se suministren a Ucrania será peor, pues solo servirá para prolongar el conflicto y el sufrimiento de los civiles".

Bombas sobre civiles que iban a aprovisionarse de agua potable

En la ciudad de Lisichansk, un bombardeo ruso ha dejado al menos ocho muertos y 21 heridos de un grupo de civiles que iba a aprovisionarse de agua potable. Mientras continúan los esfuerzos por salvar a la población ante el devastador avance de las tropas rusas en el Donbás.

Fuentes adicionales • Escarlata Sánchez (Texto y locución en español)