Asesinado el ex primer ministro japonés tras ser tiroteado en un acto electoral

Access to the comments Comentarios
Por Euronews  con EFE
Shinzo Abe tras ser tiroteado
Shinzo Abe tras ser tiroteado   -   Derechos de autor  酒井由人/AP

El ex primer ministro japonés Shinzo Abe ha muerto tras ser alcanzado con disparos de escopeta durante un acto electoral este viernes, informaron hoy las autoridades locales.

Se cree que el exmandatario nipón recibió disparos de escopeta por la espalada mientras ofrecía un discurso de campaña en la calle cerca de una estación de tren en la citada localidad, según informó la policía local, que ha detenido a un hombre como supuesto autor del ataque.

Testigos presenciales del ataque afirman que se oyeron dos disparos en el lugar de los hechos y que a continuación Abe se desplomó al suelo, según recoge la cadena estatal NHK, mientras que algunos ciudadanos captaron y subieron a las redes sociales imágenes del político siendo atendido sobre el terreno.

El líder conservador se encontraba en un acto de campaña para las elecciones parciales a la Cámara Alta de la Dieta (Parlamento de Japón) que se celebran este domingo, en las que el Partido Liberal Democrático (PLD) de Abe y del actual primer ministro, Fumio Kishida, espera revalidar su amplia mayoría.

Los mítines electorales suelen celebrarse en Japón en plena calle y con escasas medidas de seguridad, debido al bajo índice de criminalidad y de ataques con armas de fuego propios del país asiático.

Abe dejó el cargo de primer ministro por motivos de salud en septiembre de 2020, tras convertirse en el político japonés más duradero en el puesto.

Un exmilitar detenido

La Policía japonesa ha identificado a Yamagami Tetsuya, un hombre desempleado de 41 años y exmiembro de las Fuerzas Marítimas de Autodefensa (Ejército nipón), como el presunto agresor que disparó al ex primer ministro japonés Shinzo Abe.

Tetsuya, procedente de la ciudad de Nara, en el oeste de Japón, fue arrestado por intento de asesinato mientras sostenía un arma con la que habría disparado en dos ocasiones al exmandatario nipón.

Según fuentes del Ministerio de Defensa japonés, el supuesto agresor trabajó en la rama naval de las Fuerzas de Autodefensa, encargadas de la defensa del archipiélago, durante tres años hasta 2005.