This content is not available in your region

Japón, con tres oros, lidera la primera jornada del Grand Slam de Judo de Hungría

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Grand Slam de Judo de Hungría de Budapest, del 8 al 10 de Julio
Grand Slam de Judo de Hungría de Budapest, del 8 al 10 de Julio   -   Derechos de autor  International Judo Federation

Volvió el judo a Hungría, con la siempre hermosa Budapest haciendo de escenario de los mejores combates del mundo.

La plata olímpica y excampeona del mundo Funa Tonaki, mostró su gran estado de forma actual con su victoria en la final de menos de 48 kilos ante la española Julia Figueroa, asegurándose su undécima medalla de oro en el World Judo Tour. El presidente de la Federación Internacional de Judo, Marius Vizer, fue el encargado de entregársela.

En menos de 60, el belga Jorre Verstraeten derrotaba por su parte al excampeón mundial Lukhumi Chkhvimiani, con un inteligente trabajo de pies ante el que nada pudo hacer el georgiano. El secretario general de la FIJ, Jean-Luc Rougé, repartía las medallas.

Reka Pupp se encargó por su parte de levantar a la grada al vencer en la final de menos 52 a la joven italiana Giulia Carna, con dos waza-aris con los que daba a Hungría su primer oro en este Grand Slam.

La campeona recibió en todo momento el apoyo incondicional de los futuros grandes judocas de su país, para los que Pupp es todo un referente. Ya en el podio, esta recibía su presea de manos del director general de Ultima Capital, Max-Hervé George.

"Es una gran alegría para mí ganar una medalla, y además en casa, en Hungría", confesaba Pupp. "De hecho es mi primera medalla en casa, ya estuve a punto antes, pero lamentablemente no lo conseguí. Hoy sin embargo he podido devolver a mi público todo lo que me ha dado durante estos años".

Abe vuelve a lo grande

En menos de 66 kilos, este viernes tuvo lugar el regreso de uno de los hermanos maravilla, Hifumi Abe, en el que es su primer torneo desde su victoria en los Juegos Olímpicos de Tokio. Aunque desde luego no pareció que haya estado tanto tiempo ausente. En cada uno de sus combates Abe desplegó su siempre emocionante y explosivo judo, para volverse prácticamente invencible.

En la final se enfrentaba al joven uzbeko Rakhimjon Subhonov. Un ataque muy bien sincronizado del japonés le permitía ejecutar un dinámico waza-ari con el volvía a subirse a lo más alto de un podio. Allí, el director general de Atena, Paolo Naomi, hacía los honores.

"Diría que, viendo la competencia, nadie puede ganarme ahora", confesaba después de la entrega un exultante Abe. "Sí, nadie puede ganarme".

Oro también para Japón en menos de 57, con la victoria de Haruka Funakubo sobre la brasileña Rafaela Silva. Las medallas fueron entregadas por el miembro del COI Dániel Gyurta.

Hungría es una parada habitual en el World Judo Tour, y lo cierto es que las razones saltan a la vista: un público entregado, un potente equipo de judo y un magnífico escenario donde aún quedan por disfrutar dos vibrantes jornadas más.