This content is not available in your region

"¿Cómo saco a mi marido?": soldados de la minoría buriata piden salir de la guerra en Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Mihhail Salenkov
Retrato de un soldado muerto en Ucrania en la concentración "Regimiento Inmortal" en Ulan-Ude, capital de Buriatia
Retrato de un soldado muerto en Ucrania en la concentración "Regimiento Inmortal" en Ulan-Ude, capital de Buriatia   -   Derechos de autor  AP/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved   -  

El 9 de julio aterrizó en Ulan-Ude, la capital de la República de Buriatia, que forma parte de la Federación de Rusia, un avión con 150 exmilitares que habían sido contratados por el ministerio de Defensa.

Según el personal de la Fundación Buryatia Libre, que ayudó a los jóvenes a rescindir sus contratos con el ministerio ruso, se habían registrado al menos 350 peticiones de personas que buscaban ayuda o consejo.

Los militares que ya habían regresado informaron de que habían sido retenidos en un campamento de la región de Lugansk durante varios días antes de ser enviados de vuelta a casa y amenazados con un proceso penal.

Según los datos sobre las bajas del Ejército ruso en Ucrania recogidos por varios medios de comunicación, Buriatia tiene una de las cifras más altas de fallecidos en combate.

"Después de conocerse la noticia de las 150 personas que han podido volver, nos han contactado de forma aún más intensa", asegura a Euronews Alexandra Garmazhapova, directora de la Fundación Buryatia Libre.

"Nuestro departamento legal ha estado desde el lunes bajo mucha presión. Muchas personas descubrieron que es posible rescindir un contrato con éxito y se preguntan cómo "sacar a mi marido", "cómo saco a mi hermano", "cómo saco a mi hijo", "cómo salgo yo de aquí". Así que decir que la mayoría de Buriatia quiere ir a Ucrania no es en absoluto cierto. Todo lo contrario, lo que no quieren es ir ahí", señala.

Euronews: ¿Cómo se enteró la fundación de los más de 100 militares de Buriatia que decidieron rescindir sus contratos y volver a casa?

- Un familiar de uno de los solados contactó con Andrei Rinchino, jefe de nuestro departamento jurídico. Nos dijo que los militares estaban escribiendo cartas de renuncia, pero que tenían algunas dificultades. Les estaban engañando porque no conocen la ley. Por ejemplo, si el contrato de un funcionario había expirado, les decían que se había prorrogado automáticamente. Además, no aceptan los informes, fingiendo que no se dan cuenta. Amenazan con poner un sello en la cartilla militar que diga: "Propenso a la traición y al engaño". También les amenazan con procedimientos penales.

Cuando creamos la fundación, no teníamos ni idea de cómo hacer todo esto. Luego vimos el caso de éxito de Alexei Tabalov, con quien también cooperamos. Una vez que resultó que todavía era posible rescindir un contrato, y que no había ningún castigo penal por ello, por muy amenazantes que fueran los mandos, publicamos en las redes sociales una explicación en detalle sobre lo que debían hacer los militares y cómo tenían que actuar si se les negaba la denuncia. Los soldados nos contaron después que a menudo utilizaban estas publicaciones y se las enviaban entre ellos.

- ¿Su fundación se creó específicamente para ayudar a los soldados?

- Al principio se reunió un grupo de buriatos, varias personas de diferentes países, que estaban indignados por el estallido de la guerra y querían expresar su posición. Desde 2015 existe ese asqueroso meme de que "Putin está luchando contra los buriatos". Resultó que los ucranianos asociaban a menudo esta guerra con los buriatos. Parecía que Ucrania conocía a tres pueblos de Rusia: rusos, chechenos y buriatos. Cuando estalló la guerra, los buriatos volvieron a ser los primeros en entrar en liza. Naturalmente, los ucranianos reaccionaron: "¿Otra vez tú?". ¿Por qué los buriatos?

Así que nos reunimos con algunas personas de diferentes países y decidimos que teníamos que dejar clara nuestra posición: no estamos "luchando contra los buriatos", es especialmente contra "Vladímir Putin", con quien somos bastante críticos. Lo dijimos en el vídeo y ese fue el fin de nuestro activismo. Pero el vídeo tuvo cerca de un millón de visitas, y la gente empezó a escribirnos, incluso los de Buriatia. Dijeron: "Por fin alguien ha dicho que estamos en contra de la guerra, porque yo pensaba que era el único aquí. Y entendimos que en condiciones de censura militar, las personas que están en contra de la guerra -que de hecho hay muchas en Buriatia- no tienen voz y están en un estado de depresión.

Entonces se nos acercaron los buriatos ucranianos. Al fin y al cabo, ellos también viven en Ucrania. Dijeron: "Nosotros también queremos oponernos a la guerra, porque no entendemos por qué los buriatos se han convertido de repente en el principal "cabeza de cartel" de esta guerra.

Y al mismo tiempo, empezaron a venir a nosotros los familiares de los militares: los familiares de los que tenían a alguien desaparecido, los de aquellos cuyos hombres querían terminar sus contratos y regresar. Se hizo evidente que ya no podíamos dar la vuelta y decir: "Sabéis, chicos, queríamos hacer un vídeo y no teníamos planes a largo plazo, así que se acabó. Así es como el grupo de iniciativa "Buriatos contra la Guerra" se transformó en la Fundación "Buriatia Libre".

- ¿Cuántos militares de Buriatia, según sus datos, han muerto o han resultado heridos en Ucrania?

- A fecha de 11 de julio, ascienden a 251. De éstos, solo 69 eran de nacionalidad buriata. El número total de muertos de esta nacionalidad es de 108, si contamos también a los militares del territorio de Trans-Baikal y de la región de Irkutsk. Es una cifra bastante alta.

- ¿Apoya la población de la República la acción militar en el territorio de Ucrania?

- No, al contrario. Tengo la sensación de que no es así. Cuando hablé con un trabajador contratado que volvió en abril, me dijo que mucha gente estaba rescindiendo sus contratos. Le pregunté por qué. Y me contestó: Ninguno de ellos entiende lo que está haciendo allí. Para luchar, necesitas un propósito. ¿Y cuál puede ser su objetivo? ¿Construir el "mundo ruso"? Bueno, lo siento, los buriatos no son rusos. "¿Desnazificación de Ucrania? Por ello, los buriatos se han encontrado repetidamente con manifestaciones de racismo y xenofobia en Moscú, San Petersburgo y otras grandes ciudades de la Federación Rusa.

Así que realmente no hay motivación, y cada vez más gente en Buriatia lo entiende.