This content is not available in your region

El Parlamento de Macedonia del Norte respalda la propuesta de la UE para iniciar adhesión

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  & EFE
Parlamento de Macedonia del Norte
Parlamento de Macedonia del Norte   -   Derechos de autor  AFP   -  

Haciendo frente a las fuertes protestas de la oposición, el Parlamento de Macedonia del Norte respaldó este sábado la propuesta de la Unión Europea (UE) para poner en marcha el proceso de adhesión.

Una votación reñida

La votación, marcada por los pitidos, gritos y silbidos de la bancada de la oposición, prosperó con un total de 68 votos de 120, por parte de los partidos de la coalición gobernante liderada por los socialdemócratas y respaldada por los partidos étnicos albaneses menores.

Según la propuesta, anunciada por el presidente francés Emmanuel Macron el mes pasado, Macedonia del Norte se comprometería a cambiar su Constitución para reconocer una minoría búlgara, proteger los derechos de las minorías y prohibir la incitación al odio, como ha exigido Bulgaria, miembro de la UE desde 2007.

Macron había subrayado que la propuesta no cuestiona la existencia oficial de una lengua macedonia, pero había señalado que, como todos los acuerdos, "se basa en compromisos y en un equilibrio".

Bruselas celebra la decisión

Bruselas ha celebrado la decisión. A través de su cuenta de Twitter, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha felicitado a Macedonia del Norte, afirmando que esto allanará el camino en las negociaciones de para la adhesión.

"Felicidades a Macedonia del Norte por el voto que ahora allana el camino para la rápida apertura de las negociaciones de adhesión", decía el tuit de la presidenta.

Una propuesta polémica

La revisión de la Constitución puede resultar un obstáculo demasiado grande, ya que para ello se necesita una mayoría de dos tercios, es decir, 80 votos. 

El principal partido de la oposición, el VMRO-DPMNE, de centro-derecha, y sus aliados, así como un pequeño partido de izquierdas, con 46 escaños entre ellos, han declarado que nunca aceptarán cambiar la constitución.

Estos grupos políticos han encabezado protestas diarias desde principios de julio, ya que definen el acuerdo como una "traición nacional" que cede ante el cuestionamiento por parte de Bulgaria de la historia, la lengua, la identidad, la cultura y el patrimonio de Macedonia del Norte.

"A decir verdad, no estoy de parte de ningún partido. Pero sí que pienso que a partir de ahora todo irá a mejor", afirma un ciudadano macedonio.

Otro, que no está a favor de la nueva propuesta, declara: "No estoy satisfecho. Soy macedonio, no búlgaro. Somos macedonios desde hace generaciones. Quien quiera ser búlgaro, que lo sea. Yo soy macedonio y este acuerdo es malo".

Esta propuesta también ha provocado el malestar en Bulgaria, donde el Primer Ministro Kiril Petkov la aceptó y sus aliados la calificaron de "traición nacional". 

Gracias al paso que ha dado el parlamento macedonio, la UE iniciará el martes las negociaciones de adhesión con Albania y Macedonia del Norte.