This content is not available in your region

Los incendios forestales ya han acabado con 20.000 hectáreas en la Gironda, Francia

Access to the comments Comentarios
Por Anelise Borges
La Gironda, Francia
La Gironda, Francia   -   Derechos de autor  PHILIPPE LOPEZ/AFP   -  

La Gironda, en el suroeste de Francia, ha sido engullida por algunos de los mayores incendios forestales que ha visto este país.

El teniente coronel Eric Pitault, portavoz de prensa del cuerpo de bomberos de la Gironda, cuenta que la superficie quemada es enorme en comparación a lo que están acostumbrados en la región. 

"Hay que tener claro que no solo hay un incendio. Hay al menos dos. Y cada uno de ellos, tanto el de Teste-de-Buch y este de aquí de Landiras, son del tamaño de lo que solemos hacer frente durante todo el verano".

20.000 hectáreas quemadas

Los incendios han acabado con 20.000 hectáreas de bosque hasta ahora.Conscientes de la magnitud del problema, algunos ciudadanos han tomado cartas en el asunto

Este es el caso de Jerome Massignani, un agricultor local, que explica que ha regado los lados de la carretera para asegurar que el fuego no vuelva a reproducirse. "El objetivo de esto es ayudar en todo lo posible para salvar la parte del bosque que aún no se ha quemado", reconoce Jerome. 

Un incendio descontrolado

Más de 2.000 bomberos han sido desplegados en la región, pero las autoridades dicen que todos los factores han jugado en su contra, lo que ha provocado que el incendio siga fuera de control.

El principal reto de los bomberos es el calor, pero también los fuertes vientos. Estos empujan el fuego en diferentes direcciones, lo que les obliga a reubicarse varias veces cada día.

Franck Quenelle, suboficial del cuerpo de bomberos de la Gironda, explica: "Luchamos contra los incendios todos los años, pero es difícil hacer frente a este porque está en todas partes. Intentamos estar en todas partes a la vez y ser lo más rápidos y eficientes posibles, pero ahora mismo hemos ido hasta el otro lado justo cuando ha vuelto a empezar aquí... Y claro, si no damos la vuelta, el fuego volverá a comenzar en esta zona".

Agradecidos con la labor de los bomberos

Las labores de extinción de las enormes llamas podrían mejorar si se cumplen las previsiones de que las temperaturas bajen en los próximos días.

Del mismo modo que el impacto medioambiental en la mayor zona forestal de Francia estará presente durante generaciones; al igual que también lo estará la gratitud hacia los que ayudaron a paliar la tragedia.

Ernest, residente de Balizac considera que los bomberos han hecho un "trabajo extraordinario". "Son héroes. Las llamas eran tan altas como los pinos y estaban a 20 metros de mi casa. Estos me ayudaron a volver para buscar a mis animales, solo tengo dos gallinas, nada importante, pero las salvaron tanto a ellas como a mi casa".

Hasta el momento, las autoridades ya han evacuado a 39 000 personas de la zona. Europa vive una racha de incendios sin precedentes, coincidiendo con un aumento de temperaturas récord en varios países del continente.