This content is not available in your region

El BCE anuncia una subida de los tipos de interés de medio punto porcentual, la primera en once años

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued  & Euronews
Sede del BCE en Fráncfort
Sede del BCE en Fráncfort   -   Derechos de autor  Michael Probst/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved   -  

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, ha anunciado la primera subida en una década de los tipos de interés del BCE. 

Este tipo de referencia que es la tarifa que los bancos deben abonar al obtener dinero del BCE en préstamo, ha aumentado en medio punto porcentual. Así, el tipo de interés principal pasa de cero, donde estaba desde 2016, al 0,50%, mientras que el tipo que grava una parte de la liquidez bancaria no distribuida como crédito, negativo desde 2014, pasa del -0,50% a cero.

El Consejo de Gobierno del BCE se ha reunido este jueves para discutir la forma de frenar la fuerte escalada de la inflación en la zona euro. "La inflación sigue siendo indeseablemente alta y se espera que se mantenga por encima de nuestro objetivo durante algún tiempo. Los últimos datos consideran una ralentización del crecimiento para el segundo semestre del 22 y más allá. Al mismo tiempo, esta desaceleración está siendo amortiguada por una serie de factores de apoyo. El Consejo de Gobierno ha decidido hoy subir los tipos de interés oficiales del BCE y ha aprobado el Instrumento de Protección de la Transmisión", ha anunciado la presidenta de la entidad, Christine Lagarde. 

Esta nueva herramienta contra la fragmentación en la eurozona se creó para salvaguardar a los distintos países miembros de las posibles perturbaciones derivadas de la actuación del BCE, evitando que las primas de riesgo se disparen.

Legarde ha explicado: "mientras seguimos normalizando la política monetaria, el Instrumento de Protección de la Transmisión garantizará que nuestra orientación de la política monetaria se transmita sin problemas a todos los países de la eurozona. La unicidad de nuestra política monetaria es una condición previa para que el BCE pueda cumplir su mandato de estabilidad de precios".

El objetivo del BCE es devolver la inflación a una tasa del 2% en el medio plazo, sin que la zona euro entre en recesión. Es un equilibrio delicado, y no se descartan nuevas subidas de tasas en los próximos meses.  

Inflación disparada

La inflación subió en junio un 8,6% interanual, un récord para la eurozona y superior a la meta anual de 2% del BCE, impulsado por la interrupción en la cadena de suministros y el creciente coste de la energía tras la invasión rusa a Ucrania.

Los incrementos en los tipos de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco de Inglaterra y otros bancos centrales de todo el mundo y la debilidad del euro frente al dólar estadounidense -en su nivel más bajo en 20 años- han empujado también al BCE, con sede en Fráncfort, a tomar estas medidas.

El anuncio del Banco Central Europeo de un respaldo financiero para limitar los costes de los préstamos para los gobiernos y las empresas de los países de la eurozona que son menos sólidos financieramente que los demás tiene como finalidad evitar que se repita lo ocurrido entre 2011 y 2012, cuando los costes de endeudamiento de Italia se dispararon hasta cerca del 7%, impulsados por la llamada espiral de la muerte del mercado de bonos, en la que el aumento de los costes de endeudamiento hace temer que un gobierno no pueda pagar su deuda, lo que a su vez eleva aún más los costes de endeudamiento.

En los últimos días, los costes de endeudamiento de Italia y otros países de la eurozona menos sólidos financieramente, como España y Portugal, han subido en comparación con la Alemania financieramente sólida, la referencia.

¿Qué es el mecanismo antifragmentación?

El BCE ha indicado que el TPI, la nueva herramienta antifragmentación, es "necesaria" para apoyar una transmisión "efectiva" de la política monetaria. Su aplicación permitirá a la autoridad que su estrategia monetaria se aplique por igual a todos los países de la zona euro.

El TPI se sumará a la 'caja de herramientas' del BCE y se activará para contrarrestar dinámicas de los mercados que sean desordenadas y amenacen a la tranmisión de la política monetaria.

El volumen de compras al amparo del TPI dependerá de la gravedad de los riesgos que tenga que afrontar el BCE, pero las compras no tienen ningún tipo de restriccion 'ex ante'.

Un alza "apropiada"

En rueda de prensa posterior a la reunión del BCE, Lagarde ha justificado esta decisión y ha asegurado que están aumentando las presiones sobre la inflación, que "se mantendrá alta por un largo tiempo", en un momento en que la economía se ralentiza.

La presión por los precios de la energía, los alimentos y los problemas en la cadena de suministros están detrás de esas tensiones inflacionistas, ha explicado.