La visita de Mohamed bin Salman a Francia preocupa a Amnistía Internacional

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP
El presidente francés, Emmanuel Macron, recibe al príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, para una cena en el interior del Palacio del Elíseo en París, 28/7/2022
El presidente francés, Emmanuel Macron, recibe al príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, para una cena en el interior del Palacio del Elíseo en París, 28/7/2022   -   Derechos de autor  Benoit Tessier/AP   -  

El presidente francés Emmanuel Macron recibió al príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman en el palacio presidencial, lo que supone un paso más en la rehabilitación diplomática del líder saudí menos de cuatro años después del asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

La visita del príncipe del estado rico en petróleo se produjo después de que Francia y otras naciones europeas buscaran asegurar fuentes de energía alternativas para disminuir su dependencia de los suministros de petróleo y gas de Rusia. Francia también ha sido un importante proveedor de armas y defensa para las naciones del Golfo.  

El encuentro descrito como "una cena de trabajo", y Amnistía Internacional Francia, quiere que los derechos humanos estén sobre la mesa.

"Habrá discusiones sobre el petróleo, sobre las entregas de petróleo con contratos que sin duda son vertiginosos. No deben eludir la situación de los derechos humanos en Arabia Saudí, que es realmente catastrófica", declaró el presidente de Amnistía Internacional Francia, Jean-Claude Samouiller. 

"Podemos ver que hay una cierta rehabilitación de esta persona (Mohammed ben Salmane). Estaba con Joe Biden, estaba con Emmanuel Macron, estuvo en Grecia. Está haciendo la ronda de los países europeos, podemos ver que está haciendo una ofensiva de encanto, una ofensiva mediática".

De hecho, el encuentro entre el presidente estadounidense Joe Biden y el príncipe heredero le ha costado varias críticas: el editor del Washington Post declaró en un artículo que la reunión erosiona la autoridad moral de Biden.

Aun así ambos países han mostrado su voluntad de mejorar sus relaciones mutuas.