Apagones y centrales de carbón reactivadas por la crisis energética

Access to the comments Comentarios
Por Angelica Parra Hernandez  con AFP
El gobierno de Egipto decide atenuar las luces para liberar energía
El gobierno de Egipto decide atenuar las luces para liberar energía   -   Derechos de autor  Egito

La oscuridad ha invadido las calles de Egipto luego de que el Gobierno egipcio decidiera atenuar las luces para liberar energía y exportar más gas; esto con el fin de reforzar sus reservas de divisas. 

La invasión rusa tuvo un gran impacto en Egipto, el mayor importador mundial de trigo, que depende de los dos países exsoviéticos para más del 80 % de su grano.

"Hay frecuentes cortes de electricidad; ocurren cuando la gente está estudiando o trabajando y duran mucho tiempo. Por ejemplo, la electricidad puede cortarse a las 19:00 horas y no volver hasta la mañana siguiente", cuenta Mona Mousa, ciudadana de Egipto. 

Otra ciudadana, Sohair, también está preocupada por la situación: "Hay cortes de electricidad causados por la ruptura de cables, por lo que la electricidad se va como una hora; dicen que se debe al calor y a la sobrecarga".

El vital sector turístico egipcio también se ha visto afectado por el conflicto, lo que ha producido que el flujo de veraneantes se reduzca; lo que agudiza aún más su crisis. 

Suiza y Alemania buscan estrategias para este invierno

Mientras tanto Suiza, que depende del gas ruso y la energía nuclear francesa, se prepara para la escasez de energía, e incluso para posibles apagones este invierno.

Cuando llega el frío, Suiza depende de las importaciones, a pesar de que cuenta con centrales hidroeléctricas repartidas por los Alpes, que suelen ser suficientes durante el verano.

Berna se ha esforzado por reforzar los sistemas de producción y almacenamiento de energía de Suiza, pero se teme que ni siquiera la gran inauguración el próximo mes de una nueva y potente central hidroeléctrica de bombeo podrá evitar los problemas de este invierno.

Y en Alemania, la guerra en Ucrania ha obligado a Berlín a tomar la decisión radical de volver a poner en marcha las centrales de carbón, al menos temporalmente. Sin embargo, este país tendrá que resolver problemas de infraestructura y de escasez de mano de obra para reactivar estas centrales.