This content is not available in your region

Pakistán | Las lluvias monzónicas dejan más de 1 000 muertos

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  con AFP
Casa sumergida por las fuertes precipitaciones en Pakistán
Casa sumergida por las fuertes precipitaciones en Pakistán   -   Derechos de autor  ASIF HASSAN/AFP or licensors   -  

Decenas de millones de pakistaníes luchan contra las peores lluvias monzónicas de la última década. Desde junio, las fuertes precipitaciones han dejado ya más de 1 000 muertos y destruido más de 80 000 hectáreas de terreno agrícola. Y todo esto, sin contar las innumerables casa que han quedado sumergidas bajo el agua. 

Este es el caso de la familia de Nabi Dad, un hombre de Baluchistán, en el sur del país; una de las zonas más afectadas. Su casa ha quedado sumergida por las aguas y no les queda nada.

"Es muy triste, todas mis pertenencias están bajo el agua. Prácticamente toda mi casa está inundada y, en general, está destruida. Estoy preocupado. Sufro por mis hijos, que tienen hambre y están enfermos. Me arrepiento de haber construido aquí esta casa. Ahora me pregunto cómo alimentaré a los niños y cuando construiré un nuevo hogar, porque es casi imposible ganar un sueldo en Pakistán", explica Nabi Dad.

El monzón suele durar de junio a septiembre, y todos los años trae consigo graves inundaciones y tragedias. En total, casi 33 millones de personas se han visto afectadas por las lluvias torrenciales, es decir, uno de cada siete pakistaníes

El gobierno ha desplegado helicópteros del ejército para evacuar a las personas atrapadas en los terrenos de alta montaña, pero las condiciones del terreno hacer que estas misiones sean extremadamente arriesgadas.

Además, el primer ministro, Shehbaz Sharif, ha declarado el estado de emergencia y ha pedido ayuda a la comunidad internacional.

Este dijo en una rueda de prensa: "Desde el gobierno central anuncio una ayuda de 10 000 millones de rupias (más de 45.000 millones de euros) para la provincia de Baluchistán. La autoridad nacional de gestión de catástrofes, junto con el gobierno provincial, participará en la organización de las operaciones de rescate".

El domingo llegaron los primeros vuelos con ayuda humanitaria desde Turquía y Emiratos Árabes Unidos.

Estas tormentas recuerdan a las de 2010, cuando murieron 2 000 personas y casi una quinta parte del país quedó sumergida por las lluvias.