Suecia y Dinamarca apuntan a un sabotaje como la causa de las fugas en el Nord Stream 1 y 2

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  con Agencia EFE
El Gobierno de Dinamarca ha proporcionado un vídeo en dónde se puede apreciar una de las fugas de los gasoductos que discurren por el mar Báltico, desde Rusia y hasta Alemania
El Gobierno de Dinamarca ha proporcionado un vídeo en dónde se puede apreciar una de las fugas de los gasoductos que discurren por el mar Báltico, desde Rusia y hasta Alemania   -   Derechos de autor  Vía agencias.

Las autoridades de Dinamarca han podido captar en imágenes una de las tres fugas de los gasoductos Nordstream uno y dos en el mar Báltico, cerca de la costa danesa.

La causa de las fugas está siendo aún investigada pero toma fuerza la sospecha de que se trate de un sabotaje contra la infraestructura energética.

De ser cierto, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha asegurado que la respuesta del club comunitario será "la más fuerte posible" contra los responsables.

"Ahora es primordial investigar los incidentes, obtener total claridad sobre los eventos y por qué. Cualquier interrupción deliberada de la infraestructura energética europea activa es inaceptable y conducirá a la respuesta más fuerte posible", dijo Von der Leyen.

Tanto el Gobierno de Dinamarca como el de Suecia defienden la hipótesis del sabotaje según las primeras evidencias. Así lo explicó la primera ministra sueca, Magdalena Andersson.

"Tenemos información de la inteligencia sueca, pero también hemos recibido información de nuestros contactos en Dinamarca y, basándonos en ella, hemos llegado a la conclusión de que probablemente se trata de un acto deliberado. Por lo tanto, es probable que se trate de un sabotaje", dijo Andersson en una rueda de prensa. 

Hasta el momento ni von der Leyen ni Andersson han querido especular sobre el posible motivo ni autor del presunto sabojate. Pero si han resaltado lo inusual del accidente, de que se produzcan tres fugas en gasoductos distintos al mismo tiempo. También la OTAN, Rusia, Estados Unidos y Alemania han evitado hacer conjeturas hasta obtener más información sobre lo ocurrido.

Este martes, el Servicio Sísmico Nacional sueco informó de que se habían detectado dos explosiones submarinas cerca del lugar donde se produjeron los daños, la extraña coincidencia refuerza la sospecha de una acción premeditada.