Rusia | Kuznetsova: "Hay manifestantes que preferirían ir la cárcel que estar en la guerra y matar"

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez
Kuznetsova
Kuznetsova   -   Derechos de autor  Maria Kuznetsova, de 24 años, vive exiliada desde hace un año en Georgia y es la portavoz de la organización rusa de defensa de los derechos humanos OVD-Info

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció la semana pasada una movilización parcial de 300 000 reservistas para acudir al frente de batalla en Ucrania. Esta medida ha generado una ola de protestas en todo el país y huidas masivas a través de las fronteras a las naciones de alrededor. Como respuesta, el presidente ha reprimido por la fuerza las manifestaciones, instalado oficinas en los pasos fronterizos de registro y alistamiento militar; y firmado una ley que aumenta las penas por rendirse y negarse a combatir.

Maria Kuznetsova, de 24 años, vive exiliada desde hace un año en Georgia y es la portavoz de la organización rusa de defensa de los derechos humanos OVD-Info. Esta es una de las entidades que trabaja para informar y denunciar los crímenes cometidos por el Gobierno ruso y que obtuvo gran importancia al dar a conocer las vejaciones contra los ciudadanos rusos desde el comienzo de la invasión de Ucrania. En esta entrevista, Kuznetsova habla de la dura situación que viven los rusos provocada por la guerra y agravada por la movilización parcial anunciada por Putin.

P. Según los datos OVD-Info, a día de hoy ya hay más de 2 400 detenidos en Rusia por las manifestaciones en contra de la movilización parcial. Siendo una organización en la que todos operáis en el extranjero, ¿cómo conseguís la información sobre las detenciones?

R. Nosotros tenemos una línea telefónica y una cuenta de Telegram por las que cualquiera nos puede llamar o escribir. Tenemos pruebas de que nuestros registros son bastante eficientes. Por ejemplo, nuestra cifra de detenidos en las protestas del año pasado por la detención de Alexei Navalny se acercaron mucho a las que Rusia tuvo que dar más tarde a la ONU. Es cierto que tenemos estadísticas menos fiables sobre las ciudades más pequeñas y, sobre todo, en las regiones más alejadas. Aun así, probablemente podamos decir que somos capaces de recopilar el 90 % de la información.

Más de la mitad de las personas detenidas son mujeres, algo nunca visto en las manifestaciones rusas
Maria Kuznetsova
Portavoz de la organización OVD-Info

P. ¿Qué es lo que diferencia a estas protestas de las anteriores?

R. Yo diría que algo llamativo de estas protestas es que más de la mitad de las personas detenidas son mujeres, algo nunca visto en las manifestaciones rusas. Normalmente, el 60 u 80 % de los detenidos por la policía son hombres. La situación está cambiando drásticamente, sobre todo en algunas regiones con minorías étnicas como Daguestán, donde las mujeres son las principales responsables de las protestas.

AP/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved
Policías rusos detienen a un manifestante que protesta contra la movilización en San Petersburgo, Rusia, el sábado 24 de septiembre de 2022AP/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Considero que hay dos razones para ello. La primera es que las mujeres están empatizando con los hombres que tendrán que ir a la guerra, que son sus hermanos, parejas, hijos… La segunda razón es que los hombres están amenazados ahora. Si te detienen en una manifestación, hay muchas probabilidades de que las autoridades te envíen la orden para acudir a la movilización.

Además, antes las manifestaciones solían concentrarse en las ciudades grandes y las protagonizaban jóvenes de entre veinte y treinta años con una buena formación educativa. Esto está cambiando, porque la movilización ha llegado a las regiones más pobres de Rusia. Yo diría que en la actualidad, la gente que sale a las calles es aquella menos privilegiada y con un nivel educativo más bajo.

P. Entonces, ¿suponen estas protestas un punto de inflexión para la ciudadanía rusa?

R. Yo diría que sí, pero para ello hay que entender que en Rusia hay un “acuerdo tácito” entre Putin y la sociedad rusa desde hace 23 años. Este consiste en que el Gobierno no pide a la gente que se involucre en la política a cambio de que esta no se pronuncie en contra de la represión. Esta es básicamente la estrategia que tiene el Ejecutivo para esconder que es un régimen autoritario.

Ahora, hay manifestantes que dicen que preferirían ir a la cárcel durante diez años, que tener que ir a la guerra y matar a la gente
Maria Kuznetsova
Portavoz de la organización OVD-Info

Hoy por hoy, ocurre todo lo contrario; se le está pidiendo a la gente que involucre su vida personal y que vaya a la guerra. Esto ha sido un shock para todos los rusos, especialmente para aquellos que viven en las regiones lejanas a la guerra, como aquellas que tienen frontera con Oriente, China o Japón.

También influye la grave censura que vive el país. Pienso que la falta de acceso a la información hace que la mayoría de los rusos no tuvieran una opinión real sobre la guerra. Vemos que esto está cambiando y que cada vez más gente empieza a estar en contra de la guerra y de la movilización. Lo que veíamos en las protestas de antes eran rusos manifestándose en contra del conflicto por motivos morales, por empatía hacia los ucranianos. Ahora, escucho gente en las protestas que dice que preferiría ir a la cárcel durante diez años, que tener que ir a la guerra y matar a la gente. La población se ha dado cuenta de que es importante protestar y mostrar tu opinión.

P. ¿Os llegan testimonios de gente detenida que es enviada como parte de estos 300 000 reservistas?

R. Muchos de los detenidos en las protestas reciben la llamada para la movilización, lo cual no significa que vayan directamente al ejército y a combatir en Ucrania. Aun así, no estamos seguros de que es lo que pasará con ellos tras su periodo de detención. Sí que hay casos de gente enviada con serias razones para no ir a la guerra. Por ejemplo, recientemente hubo un caso en el que la policía pidió a un hombre diagnosticado con autismo y esquizofrenia que acudiera al centro de alistamiento. También sabemos de gente con discapacidades graves que han sido reclamadas por el ejército. A las autoridades no les importan las circunstancias, solo les importa el número de gente alistada para la guerra.

P. ¿Crees que estas protestas tendrán un impacto real sobre el Kremlin?

R. Creo que hay un cambio, porque nunca hemos visto este tipo de protestas en el Cáucaso, en Siberia o en Oriente. Del mismo modo que esta gente está cambiando de opinión, veo probable que también lo hagan los pequeños cargos políticos. Así que yo diría que lo que vemos es, tal vez, un boicot que comienza en los pequeños estados de Rusia y que tendrá un mayor impacto en las manifestaciones.