Ascienden a 35 muertos y 82 heridos las víctimas del atentado a un centro educativo en Kabul

Access to the comments Comentarios
Por Euronews  con EFE
Una joven afgana hazara de 19 años se sienta y llora en el banco en el que estaba sentada, durante el atentado suicida del viernes en un centro educativo hazara, en Kabul
Una joven afgana hazara de 19 años se sienta y llora en el banco en el que estaba sentada, durante el atentado suicida del viernes en un centro educativo hazara, en Kabul   -   Derechos de autor  Ebrahim Noroozi/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.   -  

Al menos 35 personas murieron y 82 resultaron heridas el ataque a un centro educativo en Kabul.

La mayoría de las víctimas eran niñas y mujeres jóvenes. El atentado suicida tuvo lugar en la mañana del viernes en una de las aulas donde se examinaban para el acceso a la universidad.

En ese barrio del oeste de la capital afgana residen principalmente miembros de la discriminada comunidad chií hazara.

Protestas en las calles

El ataque provocó que decenas de mujeres salieran este sábado a las calles de Kabul para mostrar su rechazo a los ataques hacia esta atacada minoría en el país, aunque al poco fueron reprimidas con disparon al aire violencia por los talibanes.

Por el momento ninguna célula terrorista se atribuyó la autoría de este atentado, aunque el grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha reclamado en el pasado numerosos ataques en Afganistán contra esta minoría, a la que considera apóstata.

Los ataques contra estudiantes de la minoría hazara se han hecho habituales durante los últimos años en Afganistán. El último, el pasado abril, causó al menos 6 muertos y 25 heridos, aunque el control de los talibanes a la información impedía obtener una cifra clara, con algunos testigos elevando las víctimas.

En mayo de 2021 un atentado contra una escuela femenina en el barrio de Dashte Barchi dejó al menos 110 muertos, en su mayoría niñas, y 290 heridos. Meses antes, otro ataque en octubre de 2020 contra un centro educativo de esta minoría causó 24 muertos y 57 heridos.

Desde su llegada al poder en agosto de 2021 los talibanes han lanzado varias operaciones contra el EI en varios puntos del país, deseosos de demostrar que su regreso había supuesto también el fin de la violencia.

La garantía de la seguridad y el control del yihadismo fue una de las grandes reivindicaciones de los talibanes en los territorios bajo su control durante la guerra con el Gobierno depuesto y las fuerzas internacionales.