This content is not available in your region

El anuncio del premio Nobel de la Paz divide a la comunidad internacional

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  con Euronews
Ucrania ha cuestionado la decisión, argumentando que se ha entregado el premio junto con representantes de dos países responsables de la guerra actual.
Ucrania ha cuestionado la decisión, argumentando que se ha entregado el premio junto con representantes de dos países responsables de la guerra actual.   -   Derechos de autor  Heiko Junge/Heiko Junge / NTB   -  

El anuncio del premio Nobél de la Paz divide a la comunidad internacional. 

Este año, el galardón ha sido concedido a activistas de Bielorrusia, Rusia y Ucrania y varios líderes mundiales, como Ursula Von der Leyen, han felicitado a los ganadores y destacado su papel en la lucha contra la autocracia y los abusos del poder.

Otros países han criticado esta concesión, como es el caso de Ucrania. Esta ha cuestionado la decisión, argumentando que se ha entregado el premio junto con representantes de dos países responsables de la guerra actual.

El diplomático ucraniano Andrij Melnyk afirmó en su cuenta de Twitter: "No tengo nada en contra de Memorial ni de Ales Bialiatski; pero poner a Ucrania, víctima de la guerra provocada por Rusia, al mismo nivel que el rusoagresor y su cómplice Bielorrusia, es realmente devastador.

Anna Trushova, directora de comunicación del centro por las libertades civiles, sí que que se mostró contenta por el galardón:

"Cuando nos enteramos de la noticia, nos quedamos estupefactos, no nos lo esperábamos. Consideramos este premio como un gran reconocimiento a nuestra actividad", asegura Anna Trushova, directora de comunicación de la organización ucraniana Centro por las Libertades Civiles".

Ales Bialiatski, activista por el movimiento democrático en Bielorrusia y que ahora está encerrado en la carcel, todavía no ha respondido a la noticia. Por ello, su esposa ha agradecido el premio en su lugar a través de las redes sociales , describiendolo como una "recompensa" por el duro trabajo de su marido.

Svetlana Tijanóvskaya, la líder de la oposición política en Bielorrusia, ha aprovechado la ocasión para reclamar la libertad de los presos políticos en el país.

Esta añadió que el premio "es un importante reconocimiento para todos los bielorrusos que luchan por la libertad y la democracia" y pidió que todos los presos políticos sean "liberados sin demora".

"Ales Bialiatski lleva más de un año en prisión y está sufriendo mucho en las celdas de castigo de la cárcel. Pero como él, hay miles de personas que también están detenidas por sus opiniones políticas".

Oslo también ha premiado a la ONG rusa Memorial, por su trabajo en la recopilación y verificación información sobre abusos y crímenes de guerra perpetrados contra la población por las fuerzas rusas y prorrusas.

El Gobierno de Vladímir Putin cerró la ONG este año, ya que consideraba que generaba una imagen falsa de la Unión Soviética como Estado terrorista.

Memorial fue creada en 1987 por activistas de derechos humanos en la antigua Unión Soviética que querían asegurarse de que las víctimas de la opresión del régimen comunista nunca fueran olvidadas. Ahora, gracias al premio Nobél, su labor en la defensa de los derechos de las víctimas podrá continuar.