La izquierda francesa moviliza a miles de manifestantes en París contra la inflación

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
El líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, junto con la Nobel de Literatura Annie Ernaux
El líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, junto con la Nobel de Literatura Annie Ernaux   -   Derechos de autor  Aurelien Morissard/Copyright 2022 The AP. All rights reserved.

Tres semanas después de la huelga de refinerías que ha provocado una escasez de combustible en toda Francia, decenas de miles de manifestantes mostraron este domingo en París un hartazgo y un enfado por la inflación que, lejos de serenarse, aumentan cada día. Los organizadores hablan de cerca de 140.000 manifestantes por las calles de la capital, 30.000 según las autoridades.

Acompañado por la reciente Premio Nobel de Literatura, Annie Ernaux, el líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, encabezó una marcha convocada por los partidos políticos de izquierda y respaldada por cientos de asociaciones.

"En cuanto al coste de la vida, tenemos una inflación del seis por ciento" lamentaba un manifestante." Pero si tenemos en cuenta los bienes de consumo, es más del 10 por ciento, por lo que la pérdida de poder adquisitivo es del 10 por ciento. Básicamente, una caída de los salarios, a eso se reduce".

En el centro de la cuestión, desde hace varias semanas, está TotalEnergies, favorecida por el alza del precio del petróleo a consecuencia de la guerra de Ucrania.

"Los responsables de TotalEnergies ganan mucho", denunciaba otro manifestante. "Han obtenido muchos beneficios y es normal que sus empleados reclamen sus cuotas. Algunos dicen que ya ganan mucho. El problema no está ahí, es una cuestión de poder adquisitivo. No porque ganemos 2.000 euros al mes debe disminuir nuestro poder adquisitivo".

Cerca de 2000 agentes fueron desplegados a lo largo del recorrido de la manifestación, que marchó desde la Plaza de la Nación hasta la de la Bastilla. La Policía tenía la orden de prestar especial atención a determinados movimientos de ultraizquierda, así como a los famosos chalecos amarillos, protagonistas en 2018 de unas protestas que pusieron en jaque al Gobierno de Emmanuel Macron.

Con todo, los problemas persisten: de las siete refinerías que hay en Francia, seis pertenecen a TotalEnergies, y **cuatro de ellas permanecían cerradas este domingo.**La empresa francesa anunció el viernes que había llegado a un acuerdo salarial con los dos mayores sindicatos, si bien uno de ellos, CGT se ha negado a aceptarlo. Sus miembros siguen manteniendo los piquetes.

Con el ministro de Cuentas Públicas, Gabriel Attal, tachando la huelga de "inaceptable", lo peor podría estar aún por llegar. Varios sindicatos franceses han anunciado una jornada de huelga interprofesional para este martes que se espera que afecte varios sectores claves como el transporte por carretera, los trenes y el sector público.