Los solicitantes de asilo aumentan en Austria con la llegada de indios, marroquíes y tunecinos

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Un solicitante de asilo en Nickelsdorf, Austria
Un solicitante de asilo en Nickelsdorf, Austria   -   Derechos de autor  euronews

En Nickelsdorf, el mayor paso fronterizo de Burgenland entre Hungría y Austria, se registran cada día hasta 300 personas refugiadas. Un sorprendente aumento de solicitudes experimentado desde el verano que las autoridades relacionan al hecho de que muchos indios, marroquíes y tunecinos se han sumado a las solicitudes de asilo, ya que apenas tienen posibilidades de que se les conceda el derecho de residencia. 

Los habitantes de Nickelsdorf también sienten el aumento del tráfico, como nos confirma el alcalde de la ciudad, Gerhard Zaplf: "Actualmente llegan muchos inmigrantes al paso fronterizo de Nickelsdorf, pero son pocos los que entran en la ciudad. A veces en grandes grupos. Yo estaba un poco nervioso, porque algunos de ellos fueron detenidos frente a la escuela. Pero estas personas no son peligrosas, quieren ser detenidas, quieren ser transferidas, quieren entrar en nuestro sistema. No veo ningún peligro".

Proporcionar lugares para dormir a los solicitantes de asilo se está convirtiendo en un verdadero problema. Las autoridades no cuentan con suficientes edificios, así que optan por las tiendas de campaña. 17 de ellas han sido instaladas en St.Georgen, en la Alta Austria, donde duermen hasta 100 personas. Algunas de ellas se sienten muy decepcionadas, no entienden el por qué del traslado:

"No me esperaba esto", cuenta Marwan. "Si no tienen plazas, ¿por qué nos trasladan? "No lo entiendo. Yo tenía una cama, tenía amigos, pero ahora estoy en una tienda de campaña en la que hace demasiado frío, hace mucho frío por la noche. Demasiado".

"En mi opinión no es bueno que la gente tenga que dormir y vivir en tiendas de campaña", dice por su parte una ciudadana de St.Georgen. "Se están enfriando, estamos en otoño y luego vendrá el invierno. Creo que hay una necesidad urgente de edificios duraderos porque siempre hay refugiados llegando a Austria".

St.Georgen cuenta en estos momentos con 280 solicitantes de asilo. Para algunos de sus ciudadanos, y tratándose de un lugar de tan solo 4.500 habitantes, es un número muy elevado. Ellos también piden soluciones:

"No deberían venir aquí", dice un ciudadano. "Actualmente muchos vienen de la India, que no es una zona de crisis".

"Antes los refugiados eran familias, no había problemas, estaban satisfechos y agradecidos. Ahora hay exclusivamente hombres jóvenes en el campamento", asegura otra mujer.

El ministerio de Interior de Austria baraja ya otras posibles ubicaciones para las controvertidas tiendas, entre las que destaca el terreno de la sede de la Policía federal. Parches temporales para un problema de difícil solución.