Entra en vigor en Cisjordania una polémica ley israelí para la entrada de extranjeros

Access to the comments Comentarios
Por Pablo Ramiro & EFE
Palestinos cruzan a Israel desde Cisjordania a través de una abertura en la barrera de separación israelí en la ciudad cisjordana de Qalqilya
Palestinos cruzan a Israel desde Cisjordania a través de una abertura en la barrera de separación israelí en la ciudad cisjordana de Qalqilya   -   Derechos de autor  Oded Balilty/Copyright 2022 The AP All rights reserved

Una nueva ley israelí para la entrada de extranjeros en Cisjordania entró en vigor este jueves. La normativa, mucho más extensa que la anterior (pasa de cuatro a 90 páginas) aunque menos restrictiva que la propuesta original, limita las estancias de estudiantes y profesores internacionales, e incluso de los cónyuges de palestinos. No sucede así con los extranjeros que visiten Israel ni con los habitantes de los asentamientos judíos de la Cisjordania ocupada. Se trata de un programa piloto que durará dos años.

El primer borrador de la ley, presentado en febrero, recogía propuestas como que un ciudadano extranjero debiese comunicar antes de 30 días su relación sentimental con un palestino. Aunque este apartado, como muchos de los más polémicos, fue eliminado, las parejas de ciudadanos palestinos sí están sometidas a restricciones: solo pueden acceder a visas de corta duración y se les puede exigir un depósito de hasta 70.000 shekels (unos 20.000 euros) para asegurarse de que abandonan el territorio.

Tom Nides, embajador de Estados Unidos en Israel, mostró su preocupación en septiembre por el “posible impacto negativo en la unidad familiar” palestina, según recoge la agencia EFE. Por su parte, desde la ONG HaMoked, que aboga por los derechos de los palestinos, consideran que los cambios son insuficientes y ven en la nueva ley que sigue suponiendo un problema básico: "impedirá que miles de familias vivan juntas por razones descaradamente políticas”. Los cambios son percibidos como insuficientes por quienes ven en la normativa una estrategia de Israel para dañar el tejido social de los palestinos y frenar su crecimiento demográfico.

Según el documento publicado por el COGAT, la sección del Ministerio de Defensa israelí que coordina las actividades civiles en los territorios palestinos, la expedición de una visa no garantiza la entrada en los territorios ocupados y “sólo después de que el extranjero haya llegado al paso fronterizo y haya sido interrogado, se tomará la decisión final sobre la entrada del extranjero en la zona”.

Según MaMoked, la nueva ley afecta también a la actividad académica en Palestina ya que el COGAT está autorizado a “considerar si una persona invitada, como un trabajador experto, un conferenciante o un estudiante, es "necesaria" para la institución o la empresa que solicitó la prórroga de su visado”. Sin embargo, otro apartado que se eliminó fue el que establecía cuotas anuales limitadas de profesores y estudiantes extranjeros en instituciones educativas palestinas