This content is not available in your region

El compromiso sobre deforestación del año pasado tiene un lento arranque

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El compromiso sobre deforestación del año pasado tiene un lento arranque
El compromiso sobre deforestación del año pasado tiene un lento arranque   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022   -  

<div> <p>Por Jake Spring, Gloria Dickie y Kate Lamb</p> <p><span class="caps">SAO</span> <span class="caps">PAULO</span>, 5 nov – Un año después de que más de 140 países se comprometieron a detener toda la deforestación para 2030, poco se ha hecho para financiar las protecciones o aprobar nuevas leyes de conservación, dicen expertos.</p> <p>El compromiso fue ampliamente elogiado en la cumbre del clima COP26 del año pasado, especialmente porque Brasil, Indonesia y el Congo lo firmaron. Los tres países juntos comprenden más de la mitad de las selvas tropicales del mundo.</p> <p>“¿Qué ha sido de esos compromisos? ¿Estamos en camino de cumplirlas? La respuesta corta (…) es que no”, dijo Erin Matson, quien coordinó a las organizaciones sin ánimo de lucro en la elaboración del informe de Evaluación de la Declaración Forestal el mes pasado.</p> <p>Para cumplir el compromiso, el mundo tendría que garantizar que se deforesta un 10% menos de superficie de media cada año entre 2021 y 2030. En cambio, la deforestación sólo se redujo un 6,3% el año pasado, ya que dos de las tres naciones con bosques tropicales tuvieron que hacer frente a los primeros tropiezos.</p> <p>El informe se basa en datos del proyecto de seguimiento de Global Forest Watch, y examina la evolución de la financiación, las leyes de conservación y la producción sostenible de alimentos.</p> <p>La mayoría de los países que se han comprometido aún no han detallado sus planes para aprobar una mayor protección de los bosques o para ponerlos en práctica. La financiación mundial para alcanzar el objetivo asciende a unos 2.300 millones de dólares al año, muy lejos de los 460.000 millones anuales que, según la evaluación, se necesitan.</p> <p>Los expertos esperan que la conferencia COP27 que se celebrará la próxima semana en Sharm el-Sheikh, Egipto, fomente una mayor inversión por parte de las empresas y los países que buscan compensar sus emisiones mediante la conservación y la regeneración de los bosques.</p> <p>Los negociadores de la cumbre trabajarán para ultimar las normas del comercio mundial de compensaciones, con el objetivo de que el sistema entre en funcionamiento en 2025, dijo Laura Albuquerque, directora de la consultora WayCarbon. Si no se llega a un acuerdo en la COP27, ese plazo se retrasará al menos un año.</p> <p><span class="caps">BRASIL</span></p> <p>El mayor país con selva tropical también lidera la deforestación mundial, ya que la Amazonia cae rápidamente ante la tala ilegal, la agricultura y la especulación sobre tierras.</p> <p>La destrucción se ha disparado desde que el presidente derechista Jair Bolsonaro asumió el cargo en 2019, haciendo retroceder las protecciones ambientales y buscando desarrollar la región. A pesar de ello, el gobierno de Bolsonaro se comprometió el año pasado a acabar con la deforestación brasileña para 2028.</p> <p>Los datos preliminares del gobierno muestran que Brasil está muy lejos de ese camino, con un aumento de la tala de bosques de otro 23% en 2022 después de haber alcanzado un máximo de 15 años en 2021.</p> <p>Los ecologistas y los científicos esperan que la situación se invierta tras la elección el mes pasado de Luiz Inácio Lula da Silva, que promete una serie de medidas para combatir la deforestación y el cambio climático. Pero el mundo debe presionar a Lula para que realice esos cambios, dijeron.</p> <p>“La presión de la comunidad internacional sobre Lula es igualmente bienvenida”, dijo la ecologista Rita Mesquita, del Instituto Nacional de Investigaciones Amazónicas de Brasil. “Necesitamos cero deforestación”.</p> <p>Lula planea asistir a la COP27, antes de tomar posesión de su cargo en enero, en un intento de restablecer el liderazgo de Brasil en materia de deforestación y cambio climático, dijeron sus asesores a Reuters.</p> <p>“El compromiso es revertir la tendencia (en 2023), y esto requerirá mucho trabajo”, dijo a Reuters Izabella Teixeira, exministra de Medio Ambiente con Lula.</p> <p/> </div>