This content is not available in your region

Los colonos israelíes tienen grandes esperanzas tras la victoria electoral de Netanyahu

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

<div> <p>Por Emily Rose y Maayan Lubell</p> <p><span class="caps">HILLTOP</span>, Cisjordania, 7 nov – En lo alto de una colina rocosa en la Cisjordania ocupada, los colonos israelíes, entusiasmados por un resonante triunfo electoral de la derecha, inspeccionaron un paisaje salpicado de aldeas palestinas, explorando nuevos lugares para echar raíces.</p> <p>En la votación del 1 de noviembre, el sionismo religioso, un partido de colonos de línea dura, ascendió al tercer lugar en el parlamento, posicionándolo como un potencial socio poderoso en la posible coalición de Benjamin Netanyahu. Las negociaciones comenzaron el domingo y podrían llevar semanas.</p> <p>Pero entre los colonos ideológicos que se ven a sí mismos como pioneros recuperando la tierra bíblica prometida por Dios, las esperanzas ya son altas respecto a presupuestos, construcción e infraestructura para mantener prósperos sus esfuerzos.</p> <p>“Nuestras expectativas son grandes”, dijo Daniella Weiss, una colona veterana que dirigió la pequeña misión de exploración. “Este gobierno es mejor para los judíos que para los árabes. Ese es el nombre del juego”.</p> <p>Weiss describió los resultados de las elecciones como una revolución. “Como persona que encabeza un movimiento de asentamientos, es una victoria”, dijo. “No tengo ninguna duda de que habrá una aceleración en el desarrollo de los asentamientos”.</p> <p>La mayoría de las potencias mundiales consideran que los asentamientos construidos en el territorio del que Israel se apoderó en la guerra de 1967 son ilegales según el derecho internacional y su expansión como un obstáculo para la paz, ya que ocupan la tierra que los palestinos reclaman para un futuro estado.</p> <p>“Habrá un aumento en la actividad de los asentamientos y eso cerrará la puerta a cualquier solución política”, dijo Wasel Abu Youssef, de la Organización para la Liberación de Palestina (<span class="caps">OLP</span>).</p> <p>Israel cuestiona la ilegalidad de los asentamientos y cita vínculos bíblicos e históricos con Cisjordania, a la que llama por su nombre bíblico: Judea y Samaria.</p> <p>“Siento un escalofrío en la espalda al regresar a los mismos lugares donde vivieron mis antepasados”, dijo Baruch Gordon del asentamiento de Bet El, donde las pancartas electorales del sionismo religioso salpican las calles.</p> <p/> </div>