Muchos escolares entre los 252 muertos en el terremoto de Indonesia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Muchos escolares entre los 252 muertos en el terremoto de Indonesia
Muchos escolares entre los 252 muertos en el terremoto de Indonesia   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Johan Purnomo y Stefanno Sulaiman

CIANJUR, Indonesia, 22 nov – Muchos niños murieron en un terremoto en Indonesia cuando sus escuelas se derrumbaron, dijeron las autoridades el martes, mientras los rescatistas corrían para llegar a las personas atrapadas en los escombros en una ciudad devastada en la isla de Java.

Cientos de personas resultaron heridas en el terremoto del lunes y las autoridades advirtieron que el número de muertos probablemente aumentaría.

El movimiento, de magnitud 5,6, se produjo en las montañas de Java Occidental, la provincia más poblada de Indonesia, causando importantes daños en la ciudad de Cianjur y sepultando al menos un pueblo bajo un deslizamiento de tierras.

Los deslizamientos y el terreno accidentado dificultaron las labores de rescate, dijo Henri Alfiandi, jefe de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate (Basarnas, por sus siglas en indonesio).

“El reto es que la zona afectada está dispersa. (…) Además, los caminos de estos pueblos están dañados”, dijo Alfiandi en una conferencia de prensa, que añadió que más de 13.000 personas habían sido evacuadas.

“La mayoría de las víctimas son niños, porque a la una de la tarde todavía estaban en la escuela”, dijo, refiriéndose a la hora en que se produjo el terremoto.

El presidente, Joko Widodo, viajó el martes a Cianjur para animar a los rescatistas.

“Mi instrucción es dar prioridad a la evacuación de las víctimas que aún están atrapadas bajo los escombros”, dijo el presidente.

Mientras que los fuertes terremotos de magnitud 6 ó 7 son relativamente comunes en Indonesia, a menudo afuera de la costa donde están las líneas de falla, el terremoto del lunes de una magnitud inferior tuvo consecuencias tan mortales porque golpeó en la superficie a una profundidad relativamente baja.

Las autoridades dijeron que muchos de los muertos murieron al derrumbarse edificios mal construidos y el presidente pidió que los esfuerzos de reconstrucción incluyeran viviendas a prueba de terremotos.

Los supervivientes se reunieron durante la noche en el aparcamiento del hospital de Cianjur. Algunos de los heridos fueron atendidos en tiendas de campaña, otros fueron conectados a goteos intravenosos en el pavimento mientras los trabajadores médicos cosían a los pacientes bajo la luz de las linternas.

“Todo se derrumbó debajo de mí y yo quedé aplastado debajo de este niño”, dijo a Reuters Cucu, un residente de 48 años.

“Dos de mis hijos sobrevivieron, los desenterré. (…) A otros dos los traje aquí y uno sigue desaparecido”, dijo entre lágrimas.

“Hay muchos cadáveres en el recinto del hospital, está abarrotado”, dijo su pariente, Hesti.

Las imágenes de Kompas TV mostraban a la gente con carteles de cartón pidiendo comida, sin que los suministros de emergencia parezcan llegar todavía.

Dedi Prasetyo, portavoz de la policía nacional, dijo a la agencia de noticias estatal Antara que se habían desplegado cientos de policías para ayudar en las tareas de rescate.

“La principal orden de trabajo de hoy para el personal es centrarse en la evacuación de las víctimas”, dijo.

SEPULTADAS Y ARRASTRADAS

El número de víctimas mortales del terremoto ha ascendido a 252, dijo el gobierno del distrito en una publicación en redes sociales. El número de muertos de la agencia nacional de desastres ascendía a 103, con 31 desaparecidos.

El jefe de la policía de Cianjur dijo a Metro TV que 20 personas habían sido evacuadas del distrito de Cugenang, la mayoría de las cuales habían muerto, y residentes informaron de la desaparición de familiares.

La zona se vio afectada por un deslizamiento de tierras provocado por el terremoto que había bloqueado el acceso a la zona.

“Al menos seis de mis familiares siguen sin aparecer, tres adultos y tres niños”, dijo Zainuddin, un residente de Cugenang.

“Si sólo fuera un terremoto, sólo se derrumbarían las casas, pero esto es peor por el deslizamiento de tierras. En esta zona residencial había ocho casas, todas ellas sepultadas y arrastradas”.

Las labores de rescate se complicaron por los cortes de electricidad en algunas zonas y por las más de 100 réplicas.

Junto al llamado Cinturón de fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica en la que confluyen diferentes placas de la corteza terrestre, Indonesia tiene un historial de terremotos devastadores.

En 2004, un terremoto de magnitud 9,1 frente a la isla de Sumatra, en el norte de Indonesia, provocó un tsunami que afectó a 14 países y mató a 226.000 personas.