This content is not available in your region

El ultraderechista israelí Ben-Gvir será ministro de Policía según el acuerdo de coalición

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El ultraderechista israelí Ben-Gvir será ministro de Policía según el acuerdo de coalición
El ultraderechista israelí Ben-Gvir será ministro de Policía según el acuerdo de coalición   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Henriette Chacar

JERUSALÉN, 25 nov – El político israelí de extrema derecha Itamar Ben-Gvir se convertirá en ministro de Policía en virtud de un acuerdo de coalición con el partido Likud del primer ministro designado Benjamin Netanyahu, que va a formar el gobierno más derechista de la historia del país.

El acuerdo se produce después de que la alianza derechista de Netanyahu obtuvo una cómoda victoria en las elecciones parlamentarias de este mes, las quintas que celebra Israel en menos de cuatro años.

Netanyahu sigue manteniendo conversaciones con otros tres partidos para formar el nuevo gobierno.

“Dimos un gran paso (anoche) hacia un acuerdo de coalición completo, hacia la formación de un gobierno totalmente, totalmente de derechas”, dijo Ben-Gvir en un comunicado emitido a primera hora del viernes.

Ben-Gvir, que fue condenado en 2007 por incitación racista contra los árabes y por apoyar a un grupo considerado por Israel y Estados Unidos como una organización terrorista, tendrá una cartera de seguridad ampliada que incluirá la responsabilidad de la Policía de Fronteras en la Cisjordania ocupada.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina dijo que el acuerdo que involucra a Ben-Gvir tendrá un “impacto potencialmente catastrófico en el conflicto palestino-israelí” y obstaculizará la reactivación de las negociaciones entre las dos partes, que se estancaron en 2014.

El acuerdo, que otorga a Ben-Gvir un puesto en el gabinete de seguridad del gobierno israelí, se produce tras meses de tensiones en Cisjordania después de una dura represión del ejército a raíz de una serie de atentados mortales en Israel por parte de militantes palestinos.

También se produce pocos días después de unos atentados coordinados contra dos paradas de autobús en Jerusalén que acabaron con la vida de un estudiante israelí-canadiense y provocaron heridas al menos a otras 14 personas.