8 muertos tras el corrimiento de tierra de Ischia que recuerda la fragilidad de Italia

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AFP, EFE, EBU
Coches cubiertos de barro en Casamicciola, en la isla italiana de Ischia, el domingo 27 de noviembre de 2022.
Coches cubiertos de barro en Casamicciola, en la isla italiana de Ischia, el domingo 27 de noviembre de 2022.   -   Derechos de autor  Salvatore Laporta/AP

Ya se han encontrado los cuerpos de 8 fallecidos en el corrimiento de tierra en la isla italiana de Ischia, desastre que reveló la necesidad de un plan que limite los riesgos geológicos e impida construir en lugares amenazados, como en este caso, ante la crisis climática.

Entre las víctimas mortales figuran un bebé de tres semanas y una pareja de hermanos pequeños: una niña de 5 años y su hermano de 11.

La búsqueda de los desaparecidos continúa sin descanso con todos los medios a disposición, con perros rastreadores, por aire y hasta excavando con las manos, aunque los deseos de algún "milagro" se evaporan conforme pasan las horas.

El gobierno italiano ha declarado el estado de emergencia, y el riesgo de que se produzcan más corrimientos de tierra sigue presente.

Un día después de la tragedia, unos 230 vecinos siguen desplazados y otros veinte esperan a ser rescatados en sus casas sin agua ni electricidad.

Sin embargo, no es la primera vez que la isla padece un golpe así: un derrumbe en Casamicciola provocó un muerto en 2009 y un terremoto en 2017 causó la muerte a dos personas.