Detenido en Guatemala un líder de la Mara Salvatrucha que coordinaba la banda en Centroamérica

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued  con AFP, EFE
Detenido en Guatemala el líder de la Mara Salvatrucha Walter Martínez, el 1 de diciembre de 2022.
Detenido en Guatemala el líder de la Mara Salvatrucha Walter Martínez, el 1 de diciembre de 2022.   -   Derechos de autor  AFP

Detenido en Guatemala un líder de la Mara Salvatrucha. Walter Martínez fue detenido el miércoles por la noche junto con otros tres miembros de la banda salvadoreña. 

Ya han sido entregados a las autoridades del país vecino, según anunció Jorge Aguilar, portavoz del ministerio del Interior Guatemala: "Allí se ubicó a el señor Walter Antonio Martinez Sandoval de 42 años quien es un peligroso líder de la estructura criminal Mara Salvatrucha quien coordinaba acciones delictivas en el territorio guatemalteco, hondureno y salvadoreño segun la informacion de la Division de Informacion Policial."

El Salvador, Honduras y Guatemala forman el llamado "triángulo de la muerte", plagado de las bandas que controlan el narcotráfico y el crimen organizado. Por eso han unido sus fuerzas para bloquear el movimiento de grupos violentos con la puesta en marcha de un plan de seguridad fronteriza.

El presidente salvadoreño Nayib Bukele ha añadido al menos 14.000 efectivos militares a su guerra contra las maras. Su plan ha llevado a la detención de unas 58.000 personas bajo un régimen de emergencia que no requiere órdenes de arresto.

El Salvador se encuentra desde finales de marzo bajo un régimen de excepción, tras una ola de asesinatos que se cobró la vida de más de 80 personas en tres días. En ese contexto, dos miembros de la Mara Salvatrucha fueron condenados a más de 200 y 300 años de prisión respectivamente por su participación en 7 homicidios.

Honduras envió el domingo más de 600 policías militares a sus fronteras. El país declaró la semana pasada el estado de emergencia para reprimir la actividad de las bandas, especialmente la extorsión a los ciudadanos de a pie.

En Guatemala, muchos de los 3.210 asesinatos violentos del año pasado se han atribuido a las guerras entre bandas por el control del tráfico de drogas, las rutas de autobuses y la extorsión.