El Pentágono presenta el nuevo bombardero B-21 Raider invisible a los radares

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
El nuevo bombardero estadounidense B-21 Raider
El nuevo bombardero estadounidense B-21 Raider   -   Derechos de autor  AP

EEUU presenta su primer bombardero en 30 años, el B-21 Raider, invisible a los radares y desarrollado bajo máximo secreto. Ha sido presentado el viernes en la base de la fuerza aérea Edwards, en Palmdale, California. El secretario de Defensa Lloyd Austin dijo que ningún otro bombardero de largo alcance puede igualar su eficiencia.

Un bombardero de superpotencia nuclear

El B-21 Raider es una aeronave muy esperada en la flota de bombarderos de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos. Este el primer avión de una flota de 100 aeronaves destinadas a fuerzas de ataque estratégico de superpotencia nuclear, en teoría capaces de bombardear Moscú o Pekín con armas convencionales o atómicas sin ser detectadas.

Pasos furtivos ante un posible conflicto

El nuevo bombardero nuclear furtivo de Estados Unidos debutó el viernes tras años de desarrollo secreto y como parte de la respuesta del Pentágono a la creciente preocupación por un futuro conflicto con China.

El B-21 Raider es el primer avión bombardero estadounidense nuevo en más de 30 años. Casi todos los aspectos del programa son clasificados.

Una ceremonia muy controlada

Al caer la tarde sobre la Planta 42 de las Fuerzas Aéreas en Palmdale, el público pudo ver por primera vez el Raider en una ceremonia muy controlada. Comenzó con un sobrevuelo de los tres bombarderos aún en servicio: el B-52 Stratofortress, el B-1 Lancer y el B-2 Spirit. A continuación, las puertas del hangar se abrieron lentamente y el B-21 fue remolcado parcialmente fuera del edificio.

"Este no es un avión más", dijo el Secretario de Defensa Lloyd Austin. "Es la encarnación de la determinación de Estados Unidos de defender la república que todos amamos".

Un B-21 ante la amenaza China

El B-21 forma parte de los esfuerzos del Pentágono por modernizar las tres patas de su tríada nuclear, que incluye los misiles balísticos nucleares lanzados desde silos y las ojivas lanzadas desde submarinos, a medida que pasa de las campañas antiterroristas de las últimas décadas a hacer frente a la rápida modernización militar de China.

China va camino de tener 1.500 armas nucleares en 2035, y sus avances en hipersónica, ciberguerra y capacidades espaciales representan "el desafío más consecuente y sistémico para la seguridad nacional de Estados Unidos y el sistema internacional libre y abierto", dijo el Pentágono esta semana en su informe anual sobre China.

Fuentes adicionales • Escarlata Sánchez (Texto y voz en español)