Belén se viste de Navidad | Fieles y turistas llenan la ciudad tras la pandemia

Access to the comments Comentarios
Por euronews español  con EFE
Árbol de Navidad iluminado en la ciudad cisjordana de Belén
Árbol de Navidad iluminado en la ciudad cisjordana de Belén   -   Derechos de autor  AP Photo

**La Navidad vuelve a Belén.**El árbol ha sido encendido frente a la basílica de la Natividad, donde nació Jesús, según la tradición cristiana. La ciudad cisjordana vuelve a estar rebosante de peregrinos y turistas, con un ambiente festivo que no se había vuelto a ver desde que estalló la pandemia e Israel cerró sus fronteras durante más de dos años.

Las imágenes de abundancia de público en un acto icónico como este no se veían desde 2019, antes del inicio de la pandemia.

Después, la ciudad vio cómo peregrinos y turistas -su principal fuente de ingresos y de trabajo- dejaban de venir a la urbe por las restricciones impuestas por el virus por parte de Israel, que cerró sus fronteras a turistas durante más de dos años.

Esto también afectó de lleno a los territorios palestinos bajo ocupación israelí desde 1967, donde se sitúa Belén, y sin control directo de sus fronteras. La ciudad estuvo casi totalmente vacía de visitantes extranjeros también la Navidad pasada, cuando Israel impuso de nuevo un cierre por la irrupción de la variante Ómicron.

Con todo, las calles de la ciudad vuelven a tener la presencia de peregrinos, lo que da un respiro y una perspectiva de optimismo para los comercios y la economía local.

"Los turistas están volviendo y nos vamos recuperando", aseguró Joseph Giacaman, propietario de una tienda de recuerdos en la Plaza del Pesebre que espera más movimiento a medida que se acerque la Navidad. 

El Vaticano ilumina su árbol y su Nacimiento en la Plaza de San Pedro

También el Vaticano se viste de Navidad. En la plaza de San Pedro se ha inaugurado el Portal de Belén y se ha encendido el árbol, así como el Nacimiento que decorará el interior de la Santa Sede y que este año han elaborado artesanos de Guatemala.

La lluvia y el frío que sacudieron la capital italiana impidieron la presencia de tantos fieles y curiosos como en otras ocasiones, pero no deslucieron una ceremonia cargada de emoción.