Temor en los Balcanes por la entrada de Croacia en el espacio Schengen

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
El 1 de enero de 2023 se llevará a cabo la plena adhesión de Croacia al espacio Schengen y a la Eurozona
El 1 de enero de 2023 se llevará a cabo la plena adhesión de Croacia al espacio Schengen y a la Eurozona   -   Derechos de autor  Euronews

El 1 de enero de 2023 se llevará a cabo la plena adhesión de Croacia al espacio Schengen y a la Eurozona; algo que suscita cierta inquietud a sus vecinos que no pertenecen a la Unión Europea, como Serbia y Bosnia.

Problemas en la frontera con Serbia

Algunos sectores de la población de estos países temen que esta medida les deje más aislados de los intereses de la UE o que implique más dificultades en el transporte y el comercio.

La plena adhesión de Croacia al espacio Schengen el 1 de enero de 2023 suscita inquietud entre sus vecinos no miembros de la UE, como Serbia y Bosnia. Temen que se les aleje aún más de la zona de intereses de la UE por cualquier motivo

"A partir de ahora puede que los controles se sean más descuidados y ralenticen aún más. No veo que las cosas vayan a mejorar", dice un camionero serbio en la frontera con Croacia.

Por el contrario, Ivan Polić, jefe adjunto del control fronterizo croata con Serbia, asegura: "La Policía de Fronteras de Croacia ha estado aplicando todos los procedimientos legales de la Unión Europea desde el día en que entró en la UE, el 1 de julio de 2013. Por eso no veremos aglomeraciones en la frontera".

Una brecha mayor entre la UE y Bosnia

Aparte de más dificultades para cruzar las fronteras, los analistas europeos aseguran que los bosnios también temen quedarse en el lado menos estable de la valla y lidiar solos con cargas como la migración y la inestabilidad regional

El Analista principal de la Iniciativa Europea de Estabilidad, Adnan Ćerimagić, explica: "la sensación de aislamiento, la sensación de brecha entre Bosnia-Herzegovina y Croacia va a aumentar. La brecha también crecerá en la política actual de la UE hacia Bosnia-Herzegovina, como hacia la región de los Balcanes Occidentales. Por lo tanto, no hay esperanza de que con la política actual en un futuro cercano, de cinco a diez años, esta brecha vaya a reducirse. De hecho, probablemente va a ser mucho más amplia".

Un tema de seguridad europea

La ampliación de las fronteras exteriores de la UE traerá mejoras al resto de la región, declaró a Euronews la exministra croata de Asuntos Exteriores y actual miembro de la oposición lib-dem en el Parlamento Nacional, Vesna Pusić.

"Esto no es ampliación. Esto es consolidación del territorio europeo. Estos países (Bosnia, Serbia, Macedonia, Kosovo y Montenegro), están rodeados por el territorio de la Unión y este asunto es una cuestión de seguridad europea. Por lo tanto, nunca pueden ser aislados en el sentido de construir un muro porque en realidad están rodeados por la UE", cuenta la exministra croata.

En un intento de apaciguar estas preocupaciones, Bruselas declaró oficialmente que no tiene interés en levantar nuevas barreras y desestabilizar a los candidatos a la Unión con políticas migratorias disfuncionales, especialmente si nuevos países como Croacia se incorporaran al espacio Schengen.