Alemania | Descubren planes precisos para derrocar el Estado de los ultraderechistas detenidos

Access to the comments Comentarios
Por Elena Garcia Viscasillas
Peter Frank, fiscal general de Alemania declara que los miembros de la organización ultraderechista desmantelada tenían candidatos para ocupar cargos en el nuevo Gobierno
Peter Frank, fiscal general de Alemania declara que los miembros de la organización ultraderechista desmantelada tenían candidatos para ocupar cargos en el nuevo Gobierno   -   Derechos de autor  Michael Probst/Copyright 2022 The AP. All rights reserved

25 ultraderechistas permanecen detenidos en Alemania por planear supuestamente la toma del Bundestag y un posterior golpe de Estado. También se les acusa de pertenencia a una organización terrorista.

Según Thomas Haldenwang, presidente de la Oficina para la Protección de la Constitución, los planes de derrocar al gobierno estaban muy avanzados.

Este grupo, que ha sido eliminado, se distinguía por haber estado bien conectado en todo el país, por planes precisos sobre lo que iban a hacer. El proyecto ha estado de hecho bastante orientado a la violencia, pensaban matar a gente.
Thomas Haldenwang
Presidente de la Oficina para la Protección de la Constitución

Varios de los detenidos pertenecerían presuntamnete al movimiento extremista Reichsbürger, que rechaza la legitimidad de la República Federal alemana y defiende teorías racistas y antisemitas.

Otros sospechosos proceden del movimiento QAnon, también de extrema derecha y conspiracionista.

Entre los presuntos cabecillas arrestados, se hallaría el aristócrata de 71 años Heinrich XIII, a quien el grupo planeaba instalar como nuevo líder de Alemania.

"_Ya había personas designadas para hacerse cargo de carteras individuales, incluido un antiguo miembro del Bundestag alemán para la cartera de Justicia.__Además de este consejo, que debía planificar una nueva estructura de Estado, existe, según nuestros conocimientos, un brazo milita_r", ha declarado Peter Frank, fiscal general de Alemania.

El dispositivo policial ha realizado 150 operaciones en Alemania, donde han participado 3 000 agentes. Constituye uno de los mayores operativos contra el extremismo en la historia moderna de la República Federal. Otras dos personas han sido detenidas en Austria y en Italia.

Pese a haberse detectado un riesgo terrorista de extremistas, aún no esta clara la capacidad del grupo para llevar a cabo sus planes.