Ir a Dubai para acabar en Andorra: cada vez más 'influencers' residen en el Principado

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  con AFP
Laia Falcó, una creadora de contenido española.
Laia Falcó, una creadora de contenido española.   -   Derechos de autor  AFP

Cuando el sueño de vivir en Dubai se apaga, Andorra es el siguiente destino ideal para los llamados influencer, youtubers y streamers. Son cada vez más los creadores digitales que deciden trasladar su residencia a este país europeo por su competitividad fiscal.

Andorra tiene un impuesto sobre la renta que no excede del 10 %. Un factor muy atractivo para jóvenes, especialmente españoles y franceses, que no quieren estar muy lejos de casa.

"He sentido que en Andorra, hay una gran calidad de vida, mucha seguridad, y tenemos muchos beneficios, que es interesante de aprovecharlos", dice Laia Falcó, una creadora de contenido española. 

Pero el paraíso no es tan perfecto en Andorra. El sistema aduanero puede ser lento al no ser parte el principado de la Unión Europea.

"Dubai también es un sitio que es como la Meca del lujo. No tiene mucho que ver con aquí (...). El tema de las marcas, sí que lo veo un poco complicado porque aquí a veces sí me encuentro con marcas que te quieren enviar un bolso, ropa, lo que sea… Cuando les dices enviármelo en Andorra dicen 'Ah no, no, Andorra no'. Por el tema de las fronteras (...) es un poco complicado de recibir material aquí", admite Laia. 

Andorra está aún lejos de medirse con Dubai en materia de infraestuctura y acceso al mercado de lujo, pero la vida en el emirato tampoco suele ser fácil. Virginie Hergel se dedica a ayudar a los influentes que viven en Dubai a mudarse a Andorra.

"La vida en Dubai puede ser divertida los primeros años, pero después deja de serlo. La gente que se pone en contacto conmigo, siempre es después de cinco años de vivir allí. Porque después de un tiempo, no pueden soportarlo más. y también, geográficamente, los franceses dicen: "andorra es perfecto", explica la también empresaria. 

Los creadores de contenido que se mudan a este pequeño principado suelen ser criticados por sus pares que viven en otros países europeos. Los acusan de generar miles de euros a costa de no participar en el estado del bienestar de sus respectivos países, donde reside precisamente el grueso de su audiencia. 

Muchos de ellos alegan que en casa las oportunidades de trabajo son escasas.

Editor de vídeo • Blanca Castro