Moda y tecnología

Los probadores inteligentes no son nada nuevo. Permiten a sus usarios probar de inmediato vestidos, chaquetas, gafas y accesorios. Pero, recientemente, los organizadores del festival Fashion Tech de Tel Aviv han querido mostrar también cómo de estrecha puede ser la relación entre la moda y la tecnología.

En el evento participaron empresas emergentes del sector de la tecnología y compañías relacionadas con la industria de la moda. Yael Kochman, una de los responsables del festival, asegura que su objetivo era presentar juntos dos universos totalmente distintos.

“Estas empresas demuestran que, gracias a la tecnología, se puede cambiar la manera en la que la gente consume moda ya sea a través de la red, en las tiendas o las dos cosas a la vez. Estas empresas emergentes suben de nivel esta experiencia”, explica Kochman.

La empresa emergente Infime ha desarrollado una nueva aplicación que ayuda a las mujeres a comprar lencería de la talla correcta. Esta aplicación mide el cuerpo en 3 dimensiones permitiendo a las consumidoras comprar las prendas sin probarlas.

“Esta aplicación permite visualizar nuestro cuerpo en 3D, el cuerpo de las consumidoras con sus propias medidas. Esto es algo que se puede hacer tanto a través de la red como en las tiendas escaneando el código QR del producto y viendo cómo le sienta la prenda”, explica Michael Litvin, fundador de Infime.

Y las impresoras 3D también ayudarán a diseñar el futuro de la moda. Para algunos jóvenes creadores estas impresoras son ya su principal instrumento de trabajo.
Ver la versión original