¿Por qué Lituania es el país con más asesinatos de la Unión Europea?

Lituania registra el mayor número de homicidios intencionales de la Unión Europea, con 5,89 víctimas por cada 100.000 habitantes, seguido por sus vecinos bálticos Letonia (3,37) y Estonia (3,19), según datos de Eurostat de 2015. Estas cifras no serían tan llamativas, si no representaran una significativa anomalía con respecto a la media de la región.

Más allá de las repúblicas bálticas, ninguna nación de la UE supera los dos asesinatos cada 100.000 habitantes. De hecho, en los países con las tasas más bajas ni siquiera se llega a una víctima: Austria (0,51), Países Bajos (0,62), España (0,65), República Checa (0,75) e Italia (0,77).

¿A qué de debe el pico de homicidios intencionales a orillas del mar Báltico, concretamente en Lituania?

Un consumo de alcohol récord

Los lituanos son los mayores consumidores de bebidas alcohólicas, no solo de la UE sino del mundo y su alcoholismo no muestra signos de ralentización. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), solo en 2016 se registró una ingesta de 18,2 litros de alcohol per cápita, equiparable a 910 cervezas grandes (500ml) o copas medianas de vino (152ml) por persona al año.

"El número de homicidios en Lituania podría explicarse a través del prisma del consumo de alcohol", asegura a Euronews Algimantas Čepas, director del Centro de Prevención del Delito de Lituania.

Un proyecto de la Universidad de Vilna y el Instituto de Derecho de Lituania ha analizado 1200 sentencias judiciales en casos de homicidios registrados entre 2005 y 2015. Čepas señala que el 72 por ciento de todas las personas condenadas por los homicidios incluidos por la investigación habían sido incriminadas con una circunstancia agravante "delito cometido por intoxicación (alcohólica)".

Además, en el 46 por ciento de los casos analizados, una persona con intoxicación alcohólica había asesinado a otra persona, también con intoxicación alcohólica, después de haber estado juntas consumiendo alcohol.

Guardias de honor disparan sus armas durante una ceremonia de izado de banderas junto al palacio presidencial durante la celebración del centenario del país en Vilna, Lituania, el 16 de febrero de 2018. REUTERS/Ints Kalnins

Los ecos del pasado soviético

A pesar de estos datos, Aleksandras Dobryninas, jefe del departamento de Criminología de la Universidad de Vilna, dice que el alcohol no puede considerarse el único factor determinante en las altas tasas de homicidios en Lituania.

"La investigación ha revelado que los homicidios no son el único fenómeno social que distingue a Lituania entre otros Estados miembros de la UE", indica a Euronews. "Lituania se encuentra entre los 'líderes' de la UE en relación con una serie de indicadores sociales negativos: número de suicidios, población penal, víctimas mortales de accidentes de tráfico, emigración, desproporción en la distribución de la riqueza..."

A su juicio, estos picos negativos se encuentran ligados la ocupación de la URSS. Sus vecinos -Letonia, Estonia, Belorusia, Ucrania, Moldovia y Rusia- comparten estadísticas similares, conformando un grupo geopolítico específico post-soviético (post-comunista).

"En este sentido, podría afirmarse que la cuestión de los homicidios en Lituania está relacionada con el patrimonio político y social del Estado que no puede disolverse en un momento dado", explica Dobryninas.

Klāvs Sedlenieks, antropólogo social en la Universidad Stradiņš de Letonia, identifica a Euronews una serie de retos comunes que atraviesan estas sociedades post-soviéticas: una situación económica incierta, el rol estereotipado del hombre como patriarca familiar y la falta de redes -formales e informales- de apoyo social.

¿Diferencias legales?

Čepas también indica que la anomalía lituana puede deberse a las diferentes consideraciones legales de lo que es un homicidio involuntario o intencional.

"Existe la hipótesis de que hasta un tercio de los homicidios analizados se habrían considerado una privación negligente de la vida en otros Estados miembro (por ejemplo, sólo se registraron 15 privaciones negligentes de la vida en Lituania en 2017)", indica Čepas.

"Los tribunales lituanos tienden a reconocer la intención de matar con demasiada frecuencia", señala. En este sentido, explica que un número significativo de sentencias por homicidio analizadas en su estudio fueron causados por "un golpe con la mano" o casos en los "que la muerte de las víctimas se ha producido por golpes en una superficie dura debido a un golpe del culpable".

Un bosque de Lituania. Photo by Ugne Vasyliute on Unsplash

Tendencia positiva

A pesar de las altas estadísticas, el número de homicidios en Lituania ha disminuido significativamente durante las últimas décadas (de 523 en 1994, a 390 en 2005 y a 129 en 2017), una tendencia que se enmarca dentro de la lógica mundial

Ernesto U.Savona, director de Transcrimen en la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán, asegura que el número de homicidios está experimentando una lenta disminución a nivel mundial desde hace siglos, solo con repuntes en América Latina.

Ver la versión original