Shikoku: un camino de peregrinaje tántrico

Shikoku, la isla más pequeña de las cuatro principales del archipiélago japonés. Su nombre está asociado con templos budistas. Miles de peregrinos acuden aquí cada año.

Es un viaje ideal para descrubrir y descubrirse. Shikoku con sus 88 templos que acogen a peregrinos de todo el mundo.

Shikoku Henro: worshipers (and tourists) visit 88 temples on Shikoku Island in a certain order, repeating the pilgrim's ritual that includes lighting a candle, burning an incense, depositing one's name card and leaving some coins as a donation. pic.twitter.com/410mKymT2q— Denis Loctier (@Loctier) 8 de marzo de 2018

Si se hace a pie, el peregrinaje dura alrededor de 40 días. Nuestro guía, Hajime Onishi, lo ha hecho 88 veces. Va vestido, como el resto de los peregrinos, de blanco con un sombrero cónico, una vara y una campanilla. Cada vez que entra a un templo enciende una vela e incienso, deja su tarjeta, una limosna y reza. Onishi, explica que “este peregrinaje está ligado a la obra de Kōbō-Daishi, el fundador de la escuela tántrica budista de Shingon”.

Puente colgante de lianas Kazurabashi, en El Valle de Iya (Tokushima). Un paraje bucólico escondido en lo más recóndito de las montañas en la zona central de la isla de Shikoku.#enjoymyjapan #undiscoveredjapan #visitjapan #Tokushima #Shikoku pic.twitter.com/8VcbOyZsrQ— Roger Ortuño (@comerJapones) 7 de marzo de 2018

Los mil doscientos kilómetros del camino de Henro conducen a fieles y turistas desde el mar hasta las cimas de las montañas, revelando la belleza natural y el patrimonio espiritual de Shikoku.
Ver la versión original