This content is not available in your region

El futuro de la excelencia en la Orquesta Filarmónica de Viena

euronews_icons_loading
El futuro de la excelencia en la Orquesta Filarmónica de Viena
Derechos de autor  euronews
Por Katharina Rabillon  & Euronews

Tocar en la Orquesta Filarmónica de Viena es uno de los máximos símbolos de éxito para un músico. Con la mirada puesta en una rica tradición, la orquesta también debe asegurar su papel en el mundo moderno del siglo XXI. El programa Música descubre los esfuerzos que se realizan para nutrir a la próxima generación de la institución. Además, el equipo de Euronews visita la Academia de la Filarmónica de Vienay conoce a la ‘generación joven’, las nuevas caras de la orquesta que llevan la tradición a la siguiente generación, añadiendo un toque de frescura.

Son jóvenes, tienen ambición y buscan la excelencia. Vienen desde muy lejos para tocar en una de las instituciones más famosas del mundo. ¿Cómo es ser alumno de la prestigiosa Academia de la Orquesta Filarmónica de Viena?

"Todos practicamos por nuestra cuenta durante varias horas al día, pero tenemos la oportunidad de reunirnos y crear música juntos, lo que es, realmente, maravilloso", declara el joven músico, Lucas Stratmann.

"Sin duda, es algo que ha cambiado nuestras vidas. Tocar con la Filarmónica de Viena y vivir esta experiencia es, simplemente, indescriptible para todos nosotros", afirma la música, Theresia Prinz.

Musica - Euronews
Jóvenes estudiantes de música de la Academia de la orquesta de la Filarmónica de Viena en un ensayo de música de cámara.Musica - Euronews

"Todavía recuerdo muy bien el primer ensayo, en el que estuve a punto de llorar, porque no podía creer el momento que estaba viviendo", añade Petra Liedauer, otra de las jóvenes músicas de la academia.

La Filarmónica de Viena apuesta por una nueva generación con su propia academia, presentando un programa exclusivo y versátil. Acoge a una docena de estudiantes. Pasan dos años impregnándose de las tradiciones y el estilo, a la hora de tocar, de la orquesta.

"Lo más importante es tocar en la orquesta, porque ahí es donde se transmiten las cosas. Las clases semanales de un colega también son, por supuesto, muy, muy importantes. La música de cámara es esencial, cuando no hay un director delante, porque, de repente, te das cuenta de cuándo tienes que asumir la responsabilidad, cuándo puedes pasarla y cuándo tienes que escuchar al otro", explica Michael Bladerer, fundador de la Academia de la Orquesta Filarmónica de Viena.

Lucas comparte un ensayo con Benjamin Morrison, primer violín de la Filarmónica de Viena. 

"¿En qué vamos a trabajar hoy?", pregunta Benjamin a Lucas tras saludarse.

"Tengo el Rondó de Schubert", responde Lucas.

Musica - Euronews
El joven músico Lucas Stratmann observa a Benjamin Morrison, primer violín de la Filarmónica de Viena en un ensayo conjunto en el que trabajan sobre una obra de Schubert.Musica - Euronews

"¡Genial! ¡Fantástico! Creo que, al principio, empezamos un poco más suave, pero seguimos queriendo que el sonido tenga sustancia. El primer mi", anima Benjamin al joven músico.

"Si te acercas un poco más al puente... como si estuvieras tomando un helado. ¡Así!", le indica.

"Creo que tenemos la responsabilidad de ser capaces de comunicarles lo que aprendimos en el pasado, no solamente tocando con ellos en la orquesta, sino también, siendo capaces de darles consejos y ayudándoles a ser músicos independientes, por sí mismos", declara Benjamin Morrison, primer violín de la Filarmónica de Viena.

"He podido aprender mucho sobre los aspectos técnicos de la interpretación, y también, sobre el ‘pensamiento imaginativo’. Se trata, simplemente, de esa increíble profundidad de conocimiento que somos capaces de recibir en estas lecciones", afirma Lucas Stratmann.

En el centro de todo se halla: alcanzar la excelencia.

Musica - Euronews
Michael Bladerer, fundador de la Academia de la Orquesta Filarmónica de Viena.Musica - Euronews

"Eso es lo más importante. Ya lo expliqué en nuestra primera conversación. Lo importante, para nosotros, es la excelencia, que está justo en la cima. Por supuesto, la tradición es un valor esencial, y la elegancia desempeña un papel importante, pero la excelencia es esencial. Al final, todo lo que se hace tiene que estar en el nivel más alto", señala Michael Bladerer, fundador de la Academia de la Orquesta Filarmónica de Viena.

Los estudiantes llegan a tocar con la legendaria Filarmónica de Viena, por todo el mundo.

Musica - Euronews
El compositor y director de orquesta, Thomas Adès, dirige un ensayo con los músicos de la orquesta Filarmónica de Viena.Musica - Euronews

Mientras la orquesta mira hacia el futuro y defiende la música contemporánea, los estudiantes tienen la oportunidad única de tocar con Thomas Adès; reconocido como uno de los compositores y directores de orquesta más destacados de su generación.

"Es la primera vez, y me parece muy interesante. Me gustó su pieza desde el principio. Estaba deseando trabajar con él. Realmente, estoy muy emocionada", explica la música Katharina Kratochwil.

"Para mí, como joven trompetista, lo más importante era tocar con los directores, con la orquesta... porque creo que, realmente, se aprende más cuando se toca en la orquesta", indica el músico Daniel Schinnerl-Schlaffer.

"Siempre es muy emocionante tener el placer de tocar en una gran orquesta como esta, por primera vez, o una de las primeras veces en su vida. Siento que, a los músicos más jóvenes, los vamos a poder ver tocar durante muchos años. Así que, es una sensación maravillosa", declara el compositor Thomas Adès.

Lucas Stratmann, de Nueva York, forma parte de una generación emergente con grandes ilusiones. Pero... convertirse en músico profesional no es la opción laboral más fácil.

"El mundo de la música clásica es muy competitivo, y es fácil quedar atrapado en él. Yo tenía algunas dudas, probablemente, en torno a los 14 o 15 años. ¿Seré capaz de hacer carrera con esto? ¿Seré capaz de actuar? ¿Qué voy a hacer con la música? Quiero decir que me encanta la música, y estar aquí me ha reafirmado en la idea de que puedo tener una carrera en la música, lo cual, es una sensación increíble", declara Stratmann.

"Así que, no solamente ha sido una experiencia musical enriquecedora para mí, sino que también, he hecho amigos increíbles, que me han hecho crecer y me han inspirado mucho", añade.

"Trabajamos juntos durante el día, y luego, nos reunimos por la noche y pasamos el rato. Contar con este tipo de apoyo es, realmente, impresionante", afirma el estudiante de música Robert Amadeo Sanders.

"Nos escuchamos unos a otros practicando, y pasamos tiempo juntos. Eso siempre es muy divertido", añade Theresia Prinz.

"Todos tenemos, más o menos, la misma edad. Espero que seamos colegas, o nos conozcamos, durante el resto de nuestra carrera. Por supuesto, es agradable que podamos establecer una amistad tan bonita desde el principio", indica el también estudiante de música Traian-Petroniu Sturza.

Durante su estancia en la academia, los estudiantes no solamente tienen la oportunidad de ver a directores de orquesta legendarios en el escenario, sino también, de conocerlos personalmente, en sesiones de ‘encuentro y saludo’.

Musica - Euronews
El maestro Christian Thielemann saluda a los estudiantes de música de la Academia de la Filarmónica de Viena, antes de mantener un encuentro musical con los jóvenes alumnos.Musica - Euronews

En esta ocasión se trata del ‘maestro’ Christian Thielemann, mundialmente conocido.

"Lo que se puede aprender aquí es esta maravillosa homogeneidad... Eso es lo más difícil de todo, que todo el mundo encaje en ella. Todos tienen que asimilarlo. Incluso un solista tiene que estar subordinado, en cierto modo. No puede actuar como un músico solitario del tipo: ¡Yo, yo!", declara Christian Thielemann.

"A menudo son muy espontáneos, y como no cuentan con experiencia... tienen una forma muy directa de actuar. Yo ya no soy así. Yo estoy un poco más curtido, y eso, se ha perdido, en cierto modo. Entonces pienso que ahí es donde me veo, en algunas ocasiones", añade el director de orquesta.

A veces, incluso, los estudiantes participan en momentos históricos, como el concierto ofrecido por la Filarmónica de Viena en 2021 en la emblemática Sagrada Familia.

"En realidad, solamente había estado en Viena durante dos semanas antes de ir allí. Así que, ese fue mi primer proyecto; una experiencia absolutamente increíble", explica Lucas Stratmann.

De una experiencia increíble a otra. Lucas Stratmann y Katharina Kratochwil se impregnan del ambiente del Palacio de Schönbrunn, de Viena, antes de uno de los conciertos más impresionantes de su joven carrera. Se trata del ‘Concierto Nocturno de Verano’, en el que la orquesta comparte con su público, su pasión por la música.

"¿Tendrá lugar allí?", pregunta Lucas.

"Sí, allí abajo. Toda la gente se sentará ahí, en la colina, a observar", responde Katharina.

"¡Es increíble! No puedo esperar a actuar, solamente he visto vídeos. Es una de esas cosas, como el Concierto de Año Nuevo, que ves y te quedas como: ¡guau! Realmente, voy a poder tocar. Es una de esas grandes experiencias", declara Lucas.

"¡Increíble!", exclama Katharina.

"¡Es increíble!", asiente Lucas.

"Mi mayor sueño sería conseguir un puesto en una orquesta, poder tocar el oboe en una orquesta. Por supuesto, sería muy bonito hacerlo con la Filarmónica de Viena", señala Katharina.

"Gracias a toda la preparación que tuve con mis profesores en la orquesta, de alguna manera, pude prepararme, realmente bien, y logré el puesto en la sección de segundo violín", declara Lucas Stratmann.

"Tocar en la Filarmónica de Viena es algo con lo que soñaba. Así que, una vez que llegué aquí y vi lo mucho que disfrutan todos los que tocan en la orquesta, lo comprometidos que están con el hecho de mostrar la música y el arte de una manera tan hermosa... todo eso reafirmó mi pasión por la música", concluye el joven estudiante.